El presente artículo será de utilidad al lector para concocer que es la bursitis de cadera y como se cura. Además se darán a conocer otros aspectos de esta patología como sus causas, síntomas y tratamiento. Finalmente se reflejará una lista con 16 remedios caseros para la bursitis de cadera de fácil obtención y aplicación. Así que se invita al interesado a continuar leyendo para saber más de esta condición patológica.

¿Qué es la bursitis de cadera?

También conocida como trocanteritis, es una condición patológica que afecta la región de la cadera, generando dolor y molestias. Se genera cuando se produce inflamación en la zona en la que se insertan los músculos en el fémur. Usualmente su probabilidad de aparición es más elevada en mujeres, triplicándose con respecto a los hombres.

Una de sus posibles causas se da cuando la “bursa” se inflama y genera los síntomas de la bursitis trocantérea. La “bursa” es un saco con líquido sinovial cuya función es amortiguar golpes y fricciones entre tendones, músculo y hueso. El rango etario más frecuente de esta patología oscila entre los 40 y 60 años de edad.

Trocanteritis

Trocanteritis

Causas de la trocanteritis

Es importante conocer que provoca la bursitis de cadera para minimizar el riesgo de contraer esta patología. Todo ello orientado a disminuir la tensión de los músculos en el trocánter (parte del fémur unida a la cadera).

Una causa de la trocanteritis comúnmente conocida son los traumatismos repetitivos. Practicar algunos deportes como el fútbol, esquí, baloncesto u otros eleva la probabilidad de sufrir de bursitis de cadera.

Síntomas de la bursitis trocantérea

La principal señal de padecimiento de trocanteritis es dolor en la pierna, cerca de la cadera. Cuando se produce un movimiento al levantarse, al cruzar las piernas o al acostarse sobre el lado afectado, se genera dolor. En ocasiones, la afección alcanza tal magnitud que no permite conciliar el sueño por las noches.

Además de dolor, en algunas ocasiones se genera hinchazón en la zona afectada. Conocer los sintomas de la bursitis de cadera es muy importante para evitar generar confusiones con respecto a otras patologías.

Tratamiento de la bursitis de cadera

El tratamiento de la trocanteritis varía dependiendo en cuál lado de la cadera se vea focalizado. Esto se debe (aunque no lo parezca) a que diferentes órganos se ven implicados dependiendo del lado donde haya dolor.

Si la bursitis trocantérea se manifiesta del lado derecho, el órgano reproductor (masculino o femenino) es el que genera la aflicción. Por el contrario, si se presenta del lado izquierdo, el riñon es el principal detonante.

Esto se determina evaluando la 5º vértebra lumbar y hacia qué lado está inclinada. Así, si la patología se presenta del lado derecho se deben monitorear valores nutricionales. Por el contrario si es del lado izquierdo se evalúa si patologías como el estrés están teniendo consecuencias a nivel orgánico.

Es importante destacar que adicional a la medicación que pueda recetar el doctor, hay más de un remedio casero para la bursitis de cadera. Este punto será definido con más detenimiento a continuación.

16 remedios caseros para la trocanteritis

16 Remedios caseros para la trocanteritis

16 Remedios caseros para la trocanteritis

Una vez que se han conocido diversos asectos de la bursitis trocantérea, se dan a conocer soluciones prácticas. ¿Y que resulta más práctico que una serie de alternativas hechas en casa? Por ello se presenta una lista con 16 remedios caseros para la trocanteritis fáciles de conseguir y elaborar.

#1 Sándalo

Un remedio casero útil para calmar las molestias generadas por la bursitis de cadera es aquel hecho con sándalo. Debido a sus propiedades calmantes es una gran opción. Se prepara agregando un poco de sándalo en polvo y agua. Después se mezcla hasta generar una pasta y al final se aplica en la zona donde se presenta el dolor.

#2 Alfalfa

Las características antinflamatorias de la alfalfa lo hacen un remedio casero ideal para la bursitis de cadera. Con esta planta se puede preparar una infusión. Se requiere un puñado de alfalfa y una taza de agua.

Se empieza colocando el puñado de alfalfa en una olla pequeña con agua. Se hierve por 10 minutos y una vez transcurrido ese tiempo se retira y deja reposar. Después se consume y listo.

#3 Aceite de lavanda

El aceite de lavanda es efectivo para minimizar las afecciones producidas por la bursitis de cadera. Se agrega un poco en agua tibia de la bañera para tomar un baño revitalizador. Esto genera bienestar y aliviar el dolor.

#4 Compresa fría y caliente

Esta eficiente solución es un remedio casero para la bursitis de cadera de fácil y práctica aplicación. Sólo se necesitan dos compresas de gel. La primera se introduce en el refrigerador y la segunda se coloca en agua hirviendo por unos minutos.

Para aplicarlo, se cubre con una toalla delgada la compresa fría y se aplica sobre el área afectada. Se deja ahí por 10 minutos y luego se repite el mismo proceso pero con la compresa caliente. Se deja por 10 minutos más y listo. Esta es una alternativa eficaz para aliviar el dolor causado por esta patología.

#5 Vitamina E

La vitamina E funciona como un calmante que reduce el dolor en las articulaciones  producido por la trocanteritis. Sólo se tiene que aplicar el aceite de extracto de vitamina E en el área por unos minutos. Se aconseja repetir este proceso cada vez que se sienta dolor en la cadera.

#6 Jengibre

El jengibre es una excelente opción que ayuda a reducir la inflamación y dolor producido ocasionalmente por la trocanteritis. Existen dos formas principales de utilizar y aprovechar este remedio casero.

La primera es preparar un té de jengibre y consumirlo en la mañana y en la noche. La segunda es crear una pasta a base de raíz de jengibre pulverizado y agua para uso tópico. Ambas son opciones factibles para disminuir los síntomas de esta patología.

#7 Infusión de Gordolobo

Conocido por sus propiedades antinflamatorias y analgésicas, el gordolobo es un remedio casero conveniente. Para aprovecharlo adecuadamente se prepara una infusión con una cucharada de esta planta y agua hirviendo por 5 minutos. Luego se retira y deja reposar por unos instantes.

Al final se anega un paño y se aplica en la zona afectada de la cadera. Para mejorar su efectividad se recomienda repetir este procedimiento con frecuencia, aliviando así el dolor e inflamación.

#8 Descanso

No sólo los factores alimenticios son efectivos para tratar la bursitis de cadera; los ergonómicos también. Por ello descansar y cuidar de las posturas es otra alternativa viable. Hay múltiples acciones que podemos aplicar para reducir el dolor.

Una es reducir el movimiento de la articulación afectada sólo a lo necesario. Otra es no recostarse sobre la zona afligida. Finalmente se aconseja evitar cargar mucho peso por tiempo prolongado.

#9 Pimienta de cayena

La pimienta de cayena es otra opción muy buena para combatir los síntomas de la trocanteritis. Sus elementos permiten atenuar las molestias causadas por esta enfermedad. Se requiere una cucharada de pimienta de cayena, agua y vinagre de manzana (si se quiere potenciar su efecto).

Se empieza mezclando estos tres elementos para hervirlos por 15 minutos. Luego se retira de llamas y se deja reposar por un momento. Finalmente se humedece una toalla pequeña en el líquido y se deja en el área afectada por 10 minutos.

#10 Aceite de ricino

El aceite de ricino es una alternativa muy conocida para tratar los síntomas de la trocanteritis. Sólo se debe  calienta un poco de este aceite, aplicarlo en la zona afectada y masajear por unos segundos. Además de sencillo y rápido, resulta eficaz para reducir las molestias generadas por esta patología.

#11 Raíz de rábano picante

Debido a sus propiedades curativas, la raíz de rábano picante es una muy buena opción para la trocanteritis. Es muy fácil de utilizar y sólo se requiere unas raíces frescas de rábano y agua.

Se empieza rallando las raíces de rábano picante en un recipiente. Luego se le agrega agua y se deja por 15 minutos. Pasado ese tiempo se impregna una toalla con el líquido y se aplica en la zona afectada.

#12 Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es un excelente remedio casero para la bursitis de cadera. Si se combina con miel se potencia su efecto depurativo. Sólo se necesitan unas cuantas cucharadas de vinagre de sidra, miel y un vaso de agua.

Se deben mezclar todos los elementos en un vaso. Luego se recomienda tomar este líquido con cada comida (desayuno, almuerzo y cena). Con esto se logra reducir de forma efectiva las afecciones generadas por la trocanteritis.

#13 Piña

El componente activo de la piña denominado bromelina es eficiente para tratar la trocanteritis y padecimientos similares. Ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. Se recomienda aumentar la cantidad y frecuencia con la que se consume piña en su dieta habitual.

#14 Patata

La patata es una alternativa viable para combatir los síntomas de la bursitis trocantérea. Debido a sus propiedades este tubérculo es de gran ayuda para aliviar las molestias producidas por esta condición patológica. Sólo es necesario una patata y agua.

Se comienza lavando la patata y rallándola en un vaso con agua. Luego se deja toda la noche para que el tubérculo rallado libere sus propiedades en el líquido. Cuando llegue la mañana se cuela y luego se consume el líquido en ayunas.

#15 Aceite de sésamo

El aceite de sésamo es muy efectivo para combatir la inflamación y el dolor generado por la trocanteritis. Sus atributos contribuyen a reminalizar y reconstruir el tejido muscular, contrarrestando así los efectos de la bursitis de cadera.

Para utilizarlo correctamente se debe aplicar aceite de sésamo tibio en la zona requerida y masajear por unos minutos. Luego se cubre el área con una toalla para conservar el calor y se deja ahí por un rato.

#16 Aceite de linaza

Los ácidos grasos omega-3 del aceite de linaza contribuyen a reducir la inflamación producida por la trocanteritis. Se pueden aprovechar las propiedades de este remedio casero de diferentes formas.

Se podrían tomar suplementos de aceite de linaza. También se puede emplear tópicamente, aplicando este aceite directamente en las zonas que presenten dolor.