Una tos seca es aquella que se presenta sin expulsión de flema. Esta tos se genera por alergia a agentes biológicos, o bacterias que molestan el sistema respiratorio. Esta tosa se puede presentar en cualquier ocasión; algunos la padecen por las noches.

En otra ocasión hemos mencionado lo que podemos hacer cuando se nos presenta una tos fuerte, y los distintos remedios gripales que nos ayudan a aliviar la tos. Pero, en esta ocasión, nos queremos concentrar en una tos muy común, que es la tos seca.

Remedios caseros para la tos seca

Remedios caseros para la tos seca.

 

Causas de la Tos seca

Esta tos es un mecanismo de defensa que busca eliminar diferentes agentes que están interfiriendo con las funciones normales del organismo. Pero esto no deja de ser irritante y molesto y doloroso para quienes la sufren. Aunque si la consideremos molesta, debemos recordar que es necesaria para expulsar partículas extrañas evitando  que lleguen a nuestros pulmones. Por lo que si no existiese sería muy perjudicial para nosotros.

Para los expertos, es muy importante identificar el tipo de tos que padecemos  y el periodo de tiempo en el que se ha presentado. Un ejemplo de denominación de tos, seria aguada cuando sobrepasa las 4 semanas, y crónica cuando supera los dos meses de presencia.

Algunas de las causas para la tos seca son las gripes y los resfriados. Se genera también por la presencia de bacterias, polvo o sustancias que puedan irritar las vías respiratorias directamente en las terminaciones nerviosas.

Cuando se presenta tos seca crónica, por lo general se debe a asma, uso de tabaco, reflujo gastroesofágico o ingesta de inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, que se receta en paciente con hipertensión arterial. Pero, ante estos casos no es completamente necesario recurrir de emergencia al médico, ya que es una afección que puede tratarse desde casa con algunos remedios caseros para la tos seca y ciertos cuidados especiales.

 

Tratamientos Especiales para la Tos seca

Debemos aclarar que los remedios que aquí presentaremos, son la alternativa perfecta para la tos seca; pero en caso de no ver mejorías de ningún tipo, debe acudir a su médico de cabeza para análisis y tratamientos más profundos.

Puede administrar supresores de la tos, que se pueden encontrar en cualquier farmacia. Estos medicamentos contienen dextrometorfano los cuales le ayudaran a aliviar la tos de noche y conseguir un sueño reparador.

Por su parte, una dieta específica y muy equilibrada puede ayudar a mejorar la tos seca, esto se debe a que el sistema inmunológico se mantendrá fuerte gracias a una dieta llena de legumbres. Pero hay ciertos alimentos que se pueden ingerir de otra forma que la tradicional.

Por ejemplo extraer el jugo de una cebolla y mezclarlo con miel, e ingierirlo una hora antes de acostarse. La mezcla debe realizarse unas horas antes ya que se debe dejar marinar.

Por otro lado puede hacer un jugo de pasas con 113 gramos de pasas molidas en licuadora con agua. Licue hasta que obtenga una salsa. Ingiera 4 cucharaditas de la salsa todas las noches.

La ingesta de líquidos es muy efectiva a la hora de tratar la tos seca, en especial cuando incluimos té de frutas o hierbas. Como ejemplo tenemos el Té verde que se mezcla con un poco de miel para endulzar y se ingiere una hora antes de dormir como mínimo.

Otro tipo de té que es muy efectivo es el Té de anís, que con una simple taza puede ayudar a liberar de la tos seca que está acompañada de un poco de moco espeso.

Por otro lado, tenemos que brindarle algunos consejos para antes de ir a la cama como un remedio casero.  Puede recostar la cabeza pero en forma elevada con la ayuda de algunas almohada, ya que si duerme en forma horizontal puede agravar la tos. Tener un humificador en casa puede ser muy útil para colocar humedad en el aire, ya que el aire seco puede agravar la tos.

 

Remedios Caseros para la Tos Seca

Debido a las molestias que ocasiona la tos seca, es necesario recurrir a diferentes métodos caseros para disminuir la tos o aliviarla de forma definitiva. Por esta razón, a continuación mostraremos los mejores remedios caseros, todos recomendados por diferentes expertos en la curación de este mal.

Pimienta y miel

El uso de jarabes para la tos es muy común entre las familias, pero el uso de un par de ingredientes naturales puede serle de gran ayuda; sobre todo cuando la tos se presenta en altas horas de la noche y no se cuenta con un medicamento para ella.

La pimienta y la miel, son muy útiles en este caso ya que su mezcla puede aliviar la garganta en cuestión de minutos. Además ayuda a combatir los organismos que generan la tos. Su propiedad antibiótica, ayuda a combatir aquellos casos de tos en los que se presenta mucosidad en la garganta.

Para hacer este jarabe de mezclar ½ taza de miel pura de abejas y 1 cucharadita de pimienta molida. Luego debe mezclar los ingredientes en un frasco de vidrio y guardar en un lugar fresco. Debe ingerirse este remedio cada 5 horas para ver mejores resultados. Además, si así lo desea, puede diluirlo en un poco de agua.

té para la tos seca

té para la tos seca

Vapor de eucalipto y limón

La mayoría de las personas optan por utilizar los remedios que incluyen vapor cuando de remedios caseros se trata, puesto que son más efectivos para aliviar la tos seca y la congestión nasal.

El té de eucalipto y limón es el más utilizado, puesto que sus propiedades antibacterianas ayudan a despejar las vías respiratorias. No requiere de mucha ciencia su preparación,  en ½ litro de agua eche 1 puñado de hojas de eucalipto y el zumo de 1 limón. Luego se coloca a hervir y al llegar a su punto de ebullición  baje la intensidad del fuego y cubriendo su cabeza con una toalla, inhale el vapor.

Miel, limón y jengibre

Como ya mencionamos, el remedio más común para la tos es el uso de jarabes, por lo que ingerir un jarabe a base de miel, jengibre y limón es un gran alivio para la garganta afectada por la tos seca. Además, que ayuda a la secreción nasal. Permite combatir algún virus que adquirimos de alguna forma y se comienza a manifestar en forma de tos. Todo esto es gracias a su propiedad antibiótica.

Para preparar este jarabe necesitara 1 taza de miel, 2 limones, y 1 raíz de jengibre. Se debe verter la miel en un frasco de vidrio y agregar el jugo de limón y los limones junto con algunas rodajas de la raíz de jengibre. Antes de utilizarlo debe dejarlo macerar por 24 horas, y luego consumir una cucharada  tres veces al día. En caso de que necesite diluirlo, puede hacerlo en una taza de agua caliente.

Ajo, aceite de oliva y tomillo

Cada uno de estos ingredientes tiene propiedades curativas muy buenas. Pero el ajo es uno de los antibióticos naturales más efectivos y de uso común que existe. Además, es muy efectivo en enfermedades respiratorias.

El ajo contiene compuestos del azufre que ayudan a la hora de combatir virus de diferentes índoles, y el descongestionamiento de los bronquios. Por su parte, tanto el aceite de oliva y el tomillo son ingredientes especiales para la irritación de garganta.

Para preparar este jarabe, debe pelar y picar 10 ajos y echarlos en un frasco, luego añadir 1 taza de aceite de oliva y 2 ramas de tomillo. Esta mezcla se deja macerar por un día entero. La forma correcta de tomarlo es en ayunas, hasta que se termine el contenido del preparado.

té de jengibre

té de jengibre

Leche y miel

La miel es uno de los ingredientes más utilizados para remedios para refriados y gripes, pero en este caso al mezclarlo con leche, puede ser muy útil para la tos. Para hacer esta preparación necesita medio vaso de leche y dos cucharaditas de miel. Debe calentar la leche y hacer la mezcla. Este remedio debe tomarse 3 veces al día para ver mejoría.

Agua tibia con sal

Este remedio consiste en tomar un vaso de agua tibia y mezclarlo con media cucharadita de sal. Una vez realizada la mezcla, hacer gárgaras durante varios minutos, hasta acabar con el vaso de agua.  Esto ayudara a que las propiedades antiinflamatorias de la sal actúen de forma directa en la garganta

Té verde y miel

La combinación del té verde con miel es tan efectiva como lo son por separado. El té verde es utilizado en métodos terapéutico y se combina con la propiedad antibiótica de la miel. En una simple taza de té verde añadirle un poco de miel y será un gran alivio para la tos seca

Un poco de chocolate

Gracias a su contenido de teobromina, el chocolate se considera un gran remedio para encontrar alivio para la tos seca. Es un remedio que se consigue en cualquier lugar y es excelente para darle a los niños que sufren de una tos persistente.

 

 Recomendaciones para mejorar la Tos Seca

Primeramente debe limitar ingerir alimentos muy fríos, ya que puede complicar su estado. Se recomienda tomar agua a temperatura ambiente.

No deje pasar mucho tiempo para ir al médico si ve que la tos no desaparece a pesar de hacerlos remedios ya mencionados. En especial si presenta síntomas como: fiebre, dolor de pecho, dificultad para respirar.

Si la tos es muy persistentes puede generar, nauseas, vómitos y mucho dolor de cabeza. Debemos determinar si estamos expulsando lo que sea que ocasiono la tos en nuestro organismo. Si la tos es productiva no podemos pararla, debemos dejar que continúe hasta eliminar lo que la ocasiona.