La tiña inguinal es una infección que ocurre comúnmente en la piel y es ocasionada por un hongo llamada Tinea. También se le conoce como Prurito del Jockey, Tiña Crucal o Cruris y suele aparecer con frecuencia en la Ingle. Esta infección cutánea aunque molesta no es gravosa pues se puede tratar correctamente con remedios caseros para la tiña inguinal.

¿Qué es tinea cruris?

La tiña inguinal o los hongos en la ingle es una infección cutánea que es causada por hongos. Esta aparece en las zonas de la ingle y el escroto y puede llegar a expandirse a otros lugares cercanos. Los principales hongos que causan esta infección llamados Dermatofitos llegan a dividirse en 3 grupos, estos son:

  • Geophile que son los hongos de tierra.
  • Zoophile estos hongos prefieren los animales.
  • Anthropophile son los hongos que prefieren los humanos.

Según esas categorías el hongo que afecta principalmente y causa esta infección es de tipo anthropophile. La gran mayoría de las personas tienen alguna de las especies de este tipo de hongos que generan la tinea cruris. Llegan a alimentarse de las células que se encuentran en la piel, aunque suelen ser inermes.

Además de saber que es la tinea cruris es importante determinar qué población es la más afectada. En este sentido, los hombres resultan más propensos a contraerla sin embargo la tiña inguinal en mujeres suele darse. En los lugares húmedos y cálidos es donde proliferan estos hongos. En vista de ello, esta infección se asocia con personas que cuidan muy poco su higiene personal o llevan estilos de vida muy activos.

La tiña inguinal es contagiosa  y se puede transmitir a través de un contacto directo como indirecto. Es decir, a través del contacto físico entre una persona infectada y otra. Del mismo modo con objetos que se encuentren contaminados como ropa, una toalla, entre otros. A pesar de ello, es posible eliminar y evitar esta infección a través de remedios caseros para la tiña inguinal.

¿Qué causa la tiña inguinal?

La causa principal de la tiña inguinal es por medio del hongo que se contagia de persona a persona. Esta transmisión puede darse por medio del contacto directo e indirecto entre personas u objetos infectados. Es decir, que a través de prendas de vestir contaminadas se puede contagiar.

Otra de las cosas que causa la tiña inguinal es por medio del hongo de pie de atleta llegando así a propagarse desde los pies. De esta manera el hongo trasciende hasta la ingle ya que puede trasladarse en las manos o por una prenda. Sin importar las causas es una infección que se puede erradicar por completo a través de diversos remedios caseros para la tiña inguinal.

Sin embargo, se puede evitar su contagio tomando en cuenta los factores de riesgo existentes. Los hongos causantes de la tiña inguinal viven y proliferan donde hay humedad. Las personas con mayor riesgo de infectarse o contagiarse son:

  • Principalmente hombres.
  • Adolescentes y adultos jóvenes.
  • Quienes usan ropa interior demasiado ajustada.
  • Tener sobrepeso.
  • Aquellos que sudan mucho.
  • Si tienen el sistema inmune débil.
  • Quienes padecen de diabetes.

Para prevenir esta infección además de conocer las causas de la tiña inguinal los factores de riesgo son fundamentales. De allí que aquellos con más posibilidades a contraerla puedan tomar las medidas pertinentes. Por eso, se recomienda tener en cuenta los remedios caseros para la tiña inguinal.

Síntomas de la tinea cruris

La tinea cruris o tiña inguinal es una infección que suele notarse debido a que la piel queda enrojecida. Luego ese color llega a extenderse desde la ingle tomando una forma de media luna en la zona superior del muslo. Entre los síntomas de la tinea crucis se percibe una erupción con pequeñas líneas de ampollas.

Algunos no saben cómo es la tiña inguinal y tiende a confundirse con otras micosis como eritrasma o eczemas. Estas se manifiestan de manera similar llegando a presentarse picor, descamación de la piel y quemazón. De hecho, la tinea toma una forma de parche con escamas cuyo color es un marrón rojizo que abarca toda la ingle.

En el caso de los hombres que son los principales afectados esas escamas pueden extenderse hasta el escroto. Sintiendo picor y ardor en toda la zona afectada y mostrándose activa en todo alrededor de los parches escamosos. En esas zonas escamosas también pueden observarse burbujas que aparecen en los bordes de la lesión. Para aliviar los molestos síntomas existen varios remedios caseros para la tiña inguinal.

9 remedios caseros para la tiña inguinal

9 remedios caseros para la tiña inguinal

9 remedios caseros para la tiña inguinal

Comúnmente la tiña inguinal llega a tratarse con medicamentos farmacológicos, aunque hay remedios caseros para la tiña inguinal bastante efectivos. Por eso han sufrido efectos secundarios molestos de estos medicamentos. Incluso puede llegar a sentirse dolor de cabeza o se dé la aparición de erupciones cutáneas en otras zonas. También es común que causen nauseas, vómito, diarrea, dolores estomacales entre otros síntomas.

Por otro lado, otros prefieren no tomar ningún medicamento pues consideran la tiña inguinal no se quita. Pero no es realmente el caso, esta es una infección que puede curarse y eliminarse por completo con ayuda de los remedios caseros para la tiña inguinal. No obstante, se debe tener en cuenta que la tiña inguinal puede contraerse de nuevo incluso finalizado algún tratamiento.

En vista de lo anterior, lo más recomendable es realizar algún tratamiento casero para la tiña inguinal. Siendo estos más rápidos y efectivos que muchos medicamentos, además no producen efectos secundarios. Por ello, a continuación se muestran algunos remedios caseros para la tiña inguinal:

Sal

La sal es uno de los remedios caseros para la tiña inguinal que resulta efectivo para combatirla. Con solo incluirla en los baños previene y detiene la prolongación del hongo, ayudando a curar la infección. Para aprovechar este remedio se debe agregar dos tazas de sal en la bañera para luego sumergirse en ella. Para mayor eficacia permanecer en ella por al menos media hora, luego sacar la sal del cuerpo y secar la zona afectada. Lo más recomendable es repetir el procedimiento 2 veces al día.

Dientes de ajo

El ajo para la tiña inguinal es un remedio que alivia los síntomas de forma inmediata. Debido a las propiedades antifúngicas y antisépticas el ajo trabajo rápidamente eliminando los hongos y las molestias. Entre los remedios caseros para la tiña inguinal el ajo es de las curas más eficaces y rápidas para actuar.

El modo de preparación es tomar 4 dientes de ajo picarlos y mezclarlos con aceite de oliva en un recipiente. Cuando se haya formado una pasta se aplica como una crema sobre la piel infectada por 20 minutos aproximadamente. El proceso debe repetirse 3 veces al día para que haga el efecto deseado en la zona.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es considerado uno de los más eficaces remedios caseros para la tiña inguinal. Además de erradicar por completo los hongos también previene que la infección se continúe propagando. Del mismo modo elimina la humedad que existe en la entrepierna, siendo esta una de las causas que generan la infección.

Para preparar este remedio se colocan 2 tazas de agua en un recipiente y se agrega ½ taza de vinagre. Con una gasa o toalla se sumerge en la mezcla para aplicar en la localidad afectada hasta secarse. El ´procedimiento se debe repetir 2 veces al día para que sea efectivo y la zona empiece a sanar. Para lograr que la mezcla tenga un poder curativo más fuerte agregar la misma cantidad de agua y vinagre. Pero en este caso debe es salpicarse o rosearse el líquido en la ingle hasta que el mismo se seque.

vinagre de manzana

vinagre de manzana

Neem

El neem también llamado nimbo de la india o lila india es un árbol que trata varios padecimientos. Especialmente, en aquellas afecciones de la piel el nim ha demostrado sus propiedades curativas. Como uno de los remedios caseros para la tiña inguinal el nim posee propiedades antimicrobianas, antifúngicas y antisépticas.

Se puede utilizar como una crema mezclando las hojas de nim con la raíz de cúrcuma. Se deben triturar y unir hasta que se forme una pasta, esta es una manera de cómo hacer un antimicótico. Cuando ya esté lista se procede a aplicar sobre la parte infectada por 20 minutos para luego enjuagar y secar.

Los remedios caseros para la tiña inguinal en ocasiones pueden emplearse de varias maneras. En el caso del neem una de las formas es a través del aceite de esta planta. Del mismo modo que la pasta se debe aplicar sobre la zona infectada por 10 minutos al día y luego enjuagar. El aceite se ´puede mezclar con aloe vera aplicándose de la misma forma.

Cebolla

En el caso de la cebolla es utilizado para tratar diversas afecciones gracias a sus propiedades antifúngicas y antiinflamatorias. Además es un potente antibiótico natural que sumado a sus propiedades es uno de los mejores remedios caseros para la tiña inguinal. Para prepararla tomar una cebolla y picarla en trozos muy pequeños para posteriormente triturarla y formar una pasta.

En el caso de la crema a base de cebolla se debe aplicar solo 1 sola vez al día por 30 minutos. Luego enjuagar y secar bien la zona afectada para que no quede húmeda. Las características de la cebolla son capaces de eliminar por completo la infección y evitar que continúe extendiéndose.

cebolla para la tiña inguinal

cebolla para la tiña inguinal

Aceite de coco

Entre los remedios caseros para la tiña inguinal se encuentra el aceite de coco. Posee propiedades antifúngicas y antimicrobianas que ayudan a combatir los hongos causantes de la tiña inguinal. Este puede usarse solo o combinado con otros remedios antifúngicas para mayor efectividad.

Al aplicar solo el aceite de coco debe hacerse directamente sobre la ingle y toda la piel infectada. El proceso tiene que repetirse 4 veces durante el día y no retirase para que actuara por más tiempo. Para combinar el tratamiento se puede emplear otros remedios caseros para la tiña inguinal como el aceite de oliva y el aceite de orégano, aplicándolos de la misma manera pero 3 veces al día

Aceite del árbol del té

Los remedios caseros para la tiña inguinal más efectivos son los que poseen propiedades fúngicas. Como es el caso del aceite del árbol de té, que además es también un antibacteriano y antiinflamatorio natural. Además de combatir los hongos, produce una sensación de alivio sobre el picor que esta infección provoca.

Para aplicarlo agregar de 10 a 15 gotas de este aceite sobre una gasa o algodón. Luego colocarlo sobre la piel afectada presionando de forma suave para no herir. Su efecto es inmediato, por ello aplicar varias veces por unos cuantos días sin enjuagar.

Alcohol

El alcohol es un remedio que actúa de diversas maneras sobre la piel infectada. Primeramente, actúa como antifúngicas y un fuerte antibacteriano que erradica completamente los hongos además previene su crecimiento. Del mismo modo, evita que aparezcan otras infecciones propias de una piel enferma.

Es uno de los mejores remedios caseros para la tiña inguinal pues no solo elimina y previene los hongos. También, ayuda a aliviar los síntomas de picor pues tiene un efecto calmante debido al frio que se obtiene. Esa sensación de frio produce de inmediato alivio en las zonas más afectadas. La tiña inguinal con alcohol puede eliminarse completamente y evitar que esta vuelva a aparecer.

Cremas y ungüentos

En el caso de las cremas o ungüentos antimicóticos como remedios caseros para la tiña inguinal se emplean especialmente para las mujeres. Aunque la tiña inguinal es una infección que afecta principalmente a los hombres debido a los factores de riesgo. Por ejemplo, los órganos masculinos conllevan a una humedad y fricción en las zonas genitales. Siendo estos los más propensos a padecer de esta afección en la piel.

Sin embargo, las mujeres también pueden verse afectadas de varias maneras pues también presentan humedad y fricción. Aunque se crea que la tiña es una enfermedad venérea lo cierto es que no es así. No obstante, aunque en pocos casos algunas féminas suelen presentar esta infección cutánea.

De esta manera en las mujeres la forma más efectiva de tratar estos hongos es a traves de cremas antimicóticas. Algunas pueden hacerse con plantas y aceites funcionando así como remedios caseros para la tiña inguinal. También pueden conseguirse en las farmacias algunas con componentes como óxido de zinc y cobre.

Sean caseras o no deben aplicarse directamente en las erupciones de la piel y alrededor de las escamas. Hacerlo 2 veces al día durante 2 semanas aproximadamente dará resultados positivos. Para que mejore aún más rápido las cremas se pueden combinar con otros remedios caseros para la tiña inguinal.

Prevención de la tiña inguinal

La tiña inguinal es un padecimiento que se puede prevenir e incluso es posible reducir los riesgos en su totalidad. Tomando las medidas adecuadas y haciendo uso de remedios caseros para la tiña inguinal es posible. Para prevenir estos hongos en la ingle se requiere seguir las siguientes recomendaciones:

Mantener la zona de la ingle lo más seca posible

Para esto secar cuidadosamente la parte de los genitales. Además la zona interna de los muslos que son las más propensas a desarrollar estos hongos. Con una toalla limpia pasarla justo después de un baño o de realizar ejercicio físico. De igual modo, para evitar la humedad aplicar talco en la misma zona.

Utilizar ropa interior limpia

Hay que cambiarla varias veces al día según la transpiración. Además es importante mantener bien aseada cada prenda interior así como la utilizada para hacer ejercicios.

Usar ropa y prensas interiores sueltas

Es esencial utilizar ropa de la talla correcta especialmente la deportiva debido a la humedad que se genera al ejercitar. La ropa muy apretada crea cierta fricción que llega a raspar la piel dejando esa zona descubierta a los hongos. La ropa interior tipo bóxer es la más idónea y evitara riesgos de tiña inguinal.

Evitar compartir elementos personales

La ropa, toallas u otros artículos que permitan el contagio. De igual manera se debe evitar utilizar artículos personales de otras personas.

Tratar el pie de atleta

Ya que esta es un padecimiento que se propaga hasta la ingle y otras partes del cuerpo. Donde hay humedad los hongos buscan alojarse y propagarse. Por eso, se deben cubrir los pies en lugares públicos y húmedos.