17 Remedios caseros para el quiste sebáceo

17 Remedios caseros para el quiste sebáceo
17 Remedios caseros para el quiste sebáceo

Los quistes sebáceos se pueden presentar en cualquier momento de la vida y lo que es peor es que sucede sin avisar. Por lo tanto, es importante conocer los remedios caseros para el quiste sebáceo, se sabrá qué hacer en estos casos. A continuación se explicará qué es un quiste sebáceo y los mejores tratamientos naturales.

Quistes sebáceos: ¿Qué son?

Un quiste sebáceo es un saco de células muertas que se encuentra en la piel y por lo general forma protuberancias. Este tipo de sacos es benigno y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Por lo general, en el cuello, la cara, el pecho y los hombros. Hay que tener presente que esta condición aparece sobre todo en los lugares del cuerpo en los que hay cabello.

Los quistes sebáceos son comunes y pueden aparecer a cualquier persona, en cualquier momento. Esta protuberancia no es maligna y las personas que lo padecen no corren el riesgo de padecer cáncer. Sin embargo, puede llegar a infectarse y esto si se vuelve desagradable para los afectados.

17 Remedios caseros para el quiste sebáceo

¿Por qué salen los quistes sebáceos?

Los quistes sebáceos aparecen en la piel cuando se presenta una obstrucción de los folículos capilares o de las glándulas sebáceas. Este quiste se nota en la parte superficial de la piel. Sin embargo, lo que se encuentra dentro del quiste no siempre es grasa, también un compuesto conocido como queratina.

¿Cómo ablandar un quiste sebáceo?

Muchas personas buscan los mejores cómo ablandar el quiste con agua caliente. Para esto se debe colocar un paño caliente en la zona a una temperatura de 37 a 40 grados Celsius. Este procedimiento se debe hacer de 3 a 4 veces al día, ya que es un mito que el quiste sebáceo desaparece solo.

El tiempo de la aplicación del remedio mínimo es de 10 minutos y máximo de 30 minutos. Esto permitirá que el bulto se seque y en muchas ocasiones se elimine.

Este procedimiento produce que los vasos sanguíneos se dilaten y  que la sangre puede fluir mejor.  Así, suministrarle los nutrientes que necesita para que se dé una curación efectiva y natural. Esto también ayuda a que el fluido de sangre haga desaparecer la inflamación y los desechos de la hinchazón.

Este es uno de los remedios caseros para el quiste sebáceo más efectivos para aliviar el dolor que se produce. Hay que tener en cuenta que si el quiste que la persona tiene se infecta de inmediato debe acudir hacia la consulta de un especialista médico.

¿Cómo reventar un quiste sebáceo?

El reventar un quiste sebáceo es uno de los remedios caseros para el quiste sebáceo que las personas utilizan. Esta alternativa hace que los que padecen de esta situación no tengan que pasar por una traumática intervención quirúrgica. La manera más efectiva como sacar un quiste de grasa es a través de un procedimiento que necesita aguja, vendaje, toallita, agua caliente y jabón.

¿Cómo sacar un quiste sebáceo en casa?

Existen formas prácticas de cómo extirpar un quiste sebáceo en casa. Para extirpar de forma segura un quiste sebáceo lo primero que una persona debe hacer es lavar la aguja y el área a trabajar con jabón y agua tibia.

Antes de comenzar, la persona debe asegurarse que la zona ya esté completamente limpia y seca. Luego se debe mojar el paño con agua tibia y colocarlo muy cerca del quiste, de tal manera que sirva de receptor de la materia que saldrá del quiste. La siguiente acción es perforar con la aguja el tope de la protuberancia.  Se debe dejar que todo el líquido que salga de allí fluya.

En ocasiones puede ser necesario que el orificio se apriete con delicadeza para que termine de salir todo el fluido retenido en la protuberancia. Al terminar el procedimiento se debe limpiar la zona con jabón y agua tibia. Por último, se le debe colocar un vendaje a la persona para evitar un quiste sebáceo infectado.

Un consejo para antes de realizar estos tipos de remedios caseros para el quiste sebáceo es que si el bulto está creciendo constantemente lo mejor es acudir al médico. De esta manera, se evitará que la situación se complique.

17 Remedios caseros para los quistes sebáceos

17 Remedios caseros para el quiste sebáceo

El tratamiento casero de quiste sebáceo es una de las opciones que prefieren las personas. De esta manera, se está evitando una intervención quirúrgica. Existen múltiples elementos naturales que se utilizan para los remedios caseros para el quiste sebáceo. A continuación, se mencionarán algunos de los más utilizados y con mayor rango de efectividad.

17 Remedios caseros para el quiste sebáceo

Aceite del árbol de té

El aceite que se extrae del árbol de té tiene 2 efectos ideales para el quiste sebáceo en el escroto. Esto es así pues es antibacteriano y antiinflamatorio. La utilización de este aceite es sencillo solo se debe aplicar un poco en el quiste sebáceo y esperar que este haga su efecto en la zona. Pero si la persona lo desea también puede diluir el aceite con un poco de agua y de igual manera se aplica en el quiste sebáceo.

Avellano de bruja

El avellano de brujas posee una propiedad que sirve como astringente. Esto ayuda a curar el quiste sebáceo en la espalda y en otras partes del cuerpo. La corteza y las hojas de esta planta ayudan a eliminar las grasas que se pueden acumular en los poros, lo cual puede ser la causa del quiste sebáceo.

La aplicación del mismo es muy sencilla se debe colocar un poco de crema para quistes sebáceos, elaborados con avellano de bruja. El procedimiento se debe realizar por varios días y al cabo de un tiempo el tamaño del mismo se reducirá de manera considerable hasta eliminarse.

Arcilla

Cuando a una persona le sale un quiste sebáceo en axila puede ser a causa de un problema de estómago. Por lo tanto, para eliminar las impurezas del sistema digestivo muchas personas consumen tabletas de arcilla. En muchas ocasiones estos hacen que el quiste sebáceo se desinflame hasta llegar a desaparecer sin necesidad de llegar a la infección.

Sábila

Los bultos de grasa en el escroto pueden ser eliminados con el cristal de sábila. La persona debe extraer con cuidado el gel de sábila y aplicarlo directamente en la zona afectada. Con frecuencia las personas sienten una sensación de alivio del dolor. Pero si se desea una acción más efectiva, el cristal debe ser triturado en una licuadora y tomarse en ayunas todos los días.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es otro de los remedios caseros para el quiste sebáceo que se utilizan con mucha frecuencia. Para esto la persona debe aplicarse el vinagre encina de la zona afectada, luego se debe cubrir con una venda por 3 o 4 días. Al pasar el tiempo se retira la venda y se hará evidente una capa dura encima del quiste.

El siguiente paso será quitar dicha capa y dejar que la infección que se encuentra depositada salga. Por último, se vuelve a cubrir el quiste con otro vendaje impregnado con vinagre de manzana, por el mismo tiempo que la vez primera. Ya para ese tiempo el quiste sebáceo debe de haber desaparecido de manera absoluta.

Raíz de sangre de Drago

El bálsamo de la raíz de sangre de drago es un producto perfecto para eliminar las impurezas que puede tener la piel. Lo bueno de este tipo de remedios caseros para el quiste sebáceo es que no tienen efectos secundarios.

Para aplicarlo lo que se debe hacer es colocar un poco de crema a base de dicha raíz y cubrirla con una venda por 2 días. Al pasar el tiempo el quiste sebáceo se habrá eliminado por completo.

Aceite de ricino

El aceite de ricino es un remedio muy efectivo para contrarrestar a los quistes sebáceos. Este aceite ayuda a desinflamar el lugar en el que se encuentra el quiste, y reduce significativamente la picazón que esté causa.

La manera correcta de aplicarlo es empapar una toalla con el aceite y colocarlo en el lugar. Luego se coloca encima del paño una bolsa con agua caliente y se deja actuar por media hora. Esto ayudará a mejorar la piel afectada.

Yoduro de potasio

El yoduro de potasio es uno de los remedios caseros para el quiste sebáceo más sencillos que existen. Este producto ayuda a que el quiste sebáceo quede libre de cualquier infección. Para esto, la persona debe aplicarse el producto unas 2 o 3 veces al día hasta que el bulto desaparezca.

Violeta y Diente de León

Las plantas diente de león y la violeta son especiales para combatir las bacterias, sobre todo las que se forman en los quistes sebáceos. Para realizar la preparación de este tipo de remedios caseros para el quiste sebáceo los pasos son sencillos. Lo primero que se debe hacer es colocar a hervir 4 tazas de agua y una bolsita de té de cada planta. Luego de que haya hervido se deja la infusión a fuego lento por 45 minutos.

El té que se ha realizado debe ser consumido varias veces en el día por un lapso de 8 a 10 días consecutivos. Pero también se puede lavar la zona con la mixtura realizada.

Yodo de Lugol

El yodo de Lugol es un compuesto que se puede conseguir en algunas tiendas y en las farmacias. Este químico es perfecto para sanar los quistes sebáceos, por lo tanto puede ser una buena solución.

La aplicación es sencilla y práctica, solo se debe mojar una pequeña mota de algodón y rosar por la zona afectada. Este procedimiento debe hacerse al menos 2 o 3 veces al día por un tiempo prologando hasta que se elimine el pequeño bulto.

Polen de abeja

El polen de abeja es uno de los remedios caseros para el quiste sebáceo más utilizados. Este tratamiento es perfecto para los que sufren de acné y de quistes sebáceos. Las tabletas de polen de abeja están compuestas por jalea real y propóleos de abeja. La forma de utilización es a través del consumo del mismo, esto hará que la sangre se purifique de forma natural y eficaz.

Cúrcuma

La cúrcuma es un remedio natural que funciona con gran eficacia en el tratamiento para la eliminación de los quistes sebáceos. Los efectos en el cuerpo humano son increíbles, ya que purifica la sangre y ayuda a que la digestión funcione de manera adecuada. Por lo tanto, debe ser consumido directamente y puro.

Lo ideal es verter leche en una taza, disolver una cucharadita de cúrcuma y consumir al menos por 10 días.

Miel

La miel es un tónico natural por excelencia que le da suavidad y tersidad a la piel. Por eso, es ingrediente natural perfecto para tratar los quistes sebáceos. Para poder utilizar este remedio se debe hacer una pasta, hecha con llantén o hierba de trigo triturada y miel.

La aplicación es fácil, solo se debe colocar sobre el quiste y cubrirlo con una venda durante toda la noche. Esto debe realizarse tantas veces sea necesario hasta que se elimine por completo el quiste sebáceo.

Plata coloidal

La plata coloidal es un tipo de remedio que se ha comprobado que es sumamente eficaz contra los microbios y las bacterias. Este compuesto ayuda en gran manera a que la hinchazón se reduzca de manera considerable. Además, estimula el flujo linfático y detiene de inmediato las infecciones.

La plata coloidal también es conocida por sus funciones dentro del sistema inmunológico. La mejor forma de utilizarlo es aplicando directamente sobre el quiste unas 2 o 3 veces a día.

Compresas calientes

Las compresas calientes son efectivas para drenar de manera natural la infección que contiene el quiste sebáceo. Para esto, se debe colocar compresas o bolsas calientes en el quiste y dejarlo por un lapso de tiempo.

Se debe tener cuidado con esta técnica, ya que si la bolsa está muy caliente puede ser contraproducente. El exceso de calor provoca que se generan muchas más bacterias de los que ya existen en el quiste.

Sal de Epsom

La sal de Epsom es un tipo de sal muy popular. Es utilizada en rutinas de belleza, la jardinería y hasta en los remedios caseros para el quiste sebáceo. Para tratar este último, la persona debe colocar sal de Epsom al agua con el que se bañará. Esto ayudará a que se combatan y eliminen las bacterias que se encuentran en el quiste sebáceo.

Pomadas antimicóticas

Las pomadas antimicóticas son utilizadas con frecuencia para contrarrestar a las bacterias que se alojan dentro de los quistes sebáceos. Se debe aplicar un poco en la parte más concentrada del quiste y cubrir con una venda. De esta forma se aliviará la picazón y la inflamación. Este procedimiento debe ser aplicado tantas veces sea necesario.