Remedios caseros para quemaduras de primer grado. Las quemaduras son lesiones en la piel causadas por calor directo. En casa se pueden presentar por pequeños descuidos con la plancha, el horno, la estufa, agua hirviendo, aceite hirviendo, vapor, incluso por el sol, entre otros casos. Las quemaduras de este tipo, aproximadamente del 10% de la superficie corporal, son llamadas “de primer grado”. Estas son dolorosas, causando enrojecimiento y en muchos casos ampollas, sobre todo si no se atiende con inmediatez.

En el caso de las quemaduras de primer grado, estas pueden tratarse en casa con facilidad y con productos naturales comunes para detener el daño del calor, minimizar el dolor y el escozor, desinfectar y acelerar la cicatrización de la quemadura.

Remedios caseros para quemaduras de primer grado

Remedios caseros para quemaduras de primer grado.

 

Remedios caseros para tratar quemaduras leves

Los productos naturales son la base para muchos productos del mercado, pero estos elementos naturales muchas veces vienen ligados o mezclados con otros químicos y, aunque lo diga la etiqueta, su materia no es pura al 100% como cuando viene en su versión original. Por ende, viene manipulada y reducida su capacidad curativa, así como sus propiedades.

He ahí uno de los beneficios de atender estos pequeños problemas cotidianos de salud, como quemaduras, con los mismos productos que muchas veces tenemos en algún lugar en la cocina o plantado en el jardín, encontrado en alguna tienda naturista cerca de casa o en el supermercado local. Otro beneficio es que estos mismos productos naturales – referidos por muchas personas como “milagrosos” y recomendados por nuestras abuelitas, los especialistas en salud naturalista y por los blogs que promueven una vida libre de químicos – son en extremo baratos.

En la continuación de este articulo veremos recetas, recomendaciones y ‘’trucos’’ con elementos naturales para tratar el dolor y la cicatrización de manera rápida, práctica y fácil cuando nos quemamos superficialmente.

Mostaza

Por experiencia, recomiendo la utilización de mostaza como calmante para el ardor de una quemadura. Se puede usar la mostaza que venden como salsa para las comidas.

Aplicar el remedio en la piel quemada

Sobre la zona herida, aplicar una generosa cantidad de este producto y dejar reposar durante una hora. Repetir las veces deseadas.

Aloe Vera/ Sábila

Para el caso de este tipo no urgente de quemadura, el Aloe Vera tiene la reputación de ser el rey de reyes entre los remedios. Se recomienda como tratamiento el gel del Aloe Vera o Sábila por su gran cantidad de propiedades tanto analgésicas como astringentes que ayudan al alivio del dolor, la cicatrizaron de la herida y la desinfectación.

Siempre antes de aplicar un remedio sobre cualquier herida, sea la de quemadura o no, se debe tratar ésta con un par de pasos de higiene primero. Luego de exponer algunos remedios caseros para quemaduras, se explica este punto a mayor plenitud.

Este producto que nos brinda la naturaleza se encuentra en su presentación en gel ya extraído de la penca, empacado y vendido en tiendas naturales; si usas esta presentación determinada  asegúrate que haya sido tratada con las medidas correctas de higiene y que sea 100% natural, o sea, sin conservantes.

Ahora, viene siendo más fácil extraer uno mismo un poco del cristal de la penca.  Por eso siempre es útil poseer nuestra propia planta de Sábila en casa.

Aplicar el remedio en la piel quemada

Según especialista, el efecto es más rápido y mayor cuando el cristal, la pulpa o el gel del Aloe Vera están frío.

Por eso, si ya te quemaste pero el dolor es aguantable, para mejores resultados pon la pulpa un rato en el congelador  de 15 a 20 minutos aproximadamente para mejores resultados. Luego, aplicarla directamente sobre la zona a tratar.

Aceite esencial de lavanda

El aceite esencial de lavanda también tiene propiedades excelentes para este tipo de quemaduras leves; sus propiedades son para la minimización del ardor, hidratante y estabilizante de estado de ánimo. El estado de ánimo agitado al recibir una quemadura puede retrasar y empeorar la recuperación inmediata como acción reflejo del cuerpo, entonces, el aceite de lavanda ayuda a relajar al individuo herido.

El efecto de las propiedades con este producto natural son rápidas y el alivio es inmediato. Estas propiedades a su vez evitaran la aparición de ampollas o de cualquier marca como evidencia  de la quemadura.

Aplicar el remedio en la piel quemada

El aceite de lavanda debe aplicarse directamente y con generosidad sobre la piel herida asegurando que abarque toda la zona, piel refrescada con anterioridad, unas tres o cuatro veces al día. Después de cada aplicación, tapar la herida con gasa o algún paño limpio. No hay que masajear la zona, sino dejar caer las gotas y luego esparcir con suaves y delicados toques.

Champiñones

Aunque tienen poca fama, son igual de efectivos. Por su textura lisa, húmeda y fría sirve precisamente para aliviar la zona herida, detener el efecto destructor del calor y cicatrizar.

Aplicar el remedio en la piel quemada

Es cuestión de lavar adecuadamente el champiñón y cortarlo en rodajas. Ponerlo directamente en la quemadura.

Agua, aceite de oliva y sal de mar

Para el efecto analgésico inmediato. El vinagre de manzana tiene también los mismos efectos y modo de uso.

Aplicar el remedio en la piel quemada

Sumergir la zona afectada en un recipiente con la mezcla de estos tres elementos naturales durante 15 minutos varias veces al día.

Infusiones

Las infusiones son, entre los remedios para propósitos en general, las más utilizadas.

Las infusiones pueden ser de:

  • Manzanilla.
  • Té de caléndula.
  • Flores de sauco.
  • Hierbabuena o menta.

Aplicar el remedio en la piel quemada

Preparar una infusión concentrada de uno de estos productos naturales. Dejar enfriar en el congelador hasta que esté fresca pero no helada y, con la ayuda de una tela, gasa o algodón, empapar y colocar sobre la zona a tratar.

También se puede utilizar el sobre de té comercial de la misma manera: empapar en agua hirviendo, dejar enfriar y utilizar como compresa.

Miel

La miel es otro ingrediente clave para la recuperación de una quemadura. Con sus propiedades antisépticas y común disponibilidad en los hogares, es una alternativa fácil y practica. Aunque la herida quedará pegajosa, vale la pena. Es hidratante además.

Aplicar el remedio en la piel quemada

Aplicar con sumo cuidado sobre la zona y esparcir. Cubrir con una gasa para evitar que se mueva.

Jugo de cebolla cruda

Es un analgésico e hidratante natural. Todos en nuestros hogares tenemos a nuestra disposición este elemento puramente natural, que además puede prevenir la aparición de ampollas.

Aplicar el remedio en la piel quemada

Simplemente cortamos una cebolla a su mitad o en una única rodaja y ponerla encima de la herida por el calor. Dejar que haga efecto por aproximadamente 10 minutos; al pasar este tiempo, retirar la cebolla de la herida y, sin enjuagar, dejar la zona quemada unos minutos al aire libre. Después, lavarla con agua fresca.

Tomate

El tomate representa uno de los remedios caseros más utilizados por su presencia en todo hogar del mundo. Este fruto comúnmente usado para ensaladas es perfecto para propósitos como el que buscamos para las quemaduras: refrescante, hidratante, analgésico y cicatrizante. Gracias a su textura, humedad y característico frío es una opción natural que ayuda a las recuperaciones una quemadura superficial.

Aplicar el remedio en la piel quemada

Simplemente cortar la fruta a su mitad o en rodajas, preferiblemente sacada directamente del congelador y aun frio, ponerlo en contacto con la piel quemada. Es recomendable dejarlo el todo el tiempo posible que podamos, aun así, sus efectos se presentan a los pocos minutos. Después, retirar y lavar la zona.

Leche

La leche es también un excelente remedio para tratar el dolor en quemaduras de primer grado.

Aplicar el remedio en la piel quemada

Se trata de sumergir el área afectada un par de minutos, 15 aproximadamente, y repetir varias veces al día. También se puede utilizar un paño, gasa o tela limpia si el área es de difícil acceso para la sumersión de este; asegurarnos de lavar la tela con cada nuevo uso y mantener la leche con la que está empapada siempre fría.

 

Tratamiento adecuado de quemaduras leves en casa

  • Lavar la quemadura con agua fresca. No helada.
  • Quitarse todo accesorio cercano a la zona de la quemadura.
  • Aplicar el remedio casero escogido de entre nuestra lista en las partes de la quemadura que no estén abiertas.
  • No reventar las ampollas.
  • Observar continuamente y tener bajo vigilancia la zona afectada y buscar signos de infección. Las quemaduras son vulnerables a las infecciones y, si presenta uno de los siguientes síntomas, se debe ir directamente con un doctor que evalué y de un tratamiento adecuado. Síntomas: pus, líquido, hinchazón, enrojecimiento o dolor creciente con el tiempo.

Se debe recalcar que estos remedios caseros son para casos de quemaduras en primer grado, es decir, leves y superficiales. Si es el caso de una quemadura más grave, o de segundo grado, se debe ir inmediatamente con un médico para recibir un tratamiento más avanzado y prevenir secuelas eternas.