La menorragia es una afección que preocupa a muchas mujeres en el mundo. Debido a los incómodos síntomas que genera, puede causar también problemas de autoestima en la mujer. Quizá estás padeciendo esta dolorosa enfermedad, y por eso estás leyendo esto. Aquí encontrarás todos los remedios caseros para la menorragia que te ayudarán a combatirla.

¿Qué es menorragia?

menorragia

menorragia

La menorragia es una alteración en el ciclo menstrual que produce una menstruación abundante y prolongada. Algunos casos son muy significativos pues también producen otros síntomas que impiden que la mujer mantenga su rutina habitual. Por otro lado, hay casos de menorragia en los que la mujer presenta sangrado fuera del ciclo habitual, o este se acorta.

Puede afectar en sentido emocional a la mujer que lo padece, ya que se relaciona con el equilibrio hormonal. Un periodo prolongado de menorragia puede llevar a otros cuadros patológicos dignos de consideración. De estos el más importante es la anemia por la consecuente disminución de glóbulos rojos. Muchas mujeres emplean el uso de remedios caseros para la menorragia para contrarrestarla.

Tipos de menorragia

Además de la menorragia idiopática, que es la más común de todas, existen al menos 4 tipos de menorragia. Todas están relacionadas con el factor que las produce, siendo necesaria la administración de diferentes tratamientos. El profesional de la salud es el que determinará a través de diversos estudios, cuál es el tipo de menorragia padecida.

Menorragia orgánica

Esta es causada por diversas enfermedades en los órganos reproductivos. Puede presentarse una infección en el área de los ovarios y el útero. Algunos trastornos en el sistema ginecológico también provocan un sangrado excesivo durante la menstruación. Para tratarla se usan remedios caseros para la menorragia y medicamentos para la infección presente.

Menorragia endocrinológica

La menorragia de esta clasificación viene a presentarse cuando la mujer tiene trastornos hormonales. Estos pueden estar relacionados con variaciones en la glándula tiroidea. Pero por lo general, tiene que ver con alteraciones en las hormonas producidas en el sistema reproductivo, como la progesterona.

Menorragia anatómica

Cuando la menstruación se vuelve abundante por algún defecto anatómico, permanece hasta que es tratado. Este tipo de anomalías siempre está relacionada con pólipos, endometriosis (inflamación del endometrio) y fibromas uterinos. También puede ser producida por algún problema en el embarazo, lo que es un riesgo considerable. Este tipo de menorragia amerita tratamiento quirúrgico, reposo absoluto y mejoras en hábitos diarios. No obstante, también puedes usar los remedios caseros para la menorragia. 

Menorragia iatrogénica

Es la menorragia principalmente relacionada con prescripciones médicas que la han causado. La menorragia entonces durará poco tiempo, si el organismo se adapta a la sustancia o el dispositivo en cuestión. Pero si se mantiene en el tiempo, es preferible suspender el tratamiento. Se genera por la ingesta de ciertos medicamentos, como anticonceptivos, la colocación del aparato DIU, entre otros motivos.

Causas de la menorragia

El sangrado menstrual excesivo o menorragia, puede ser causado por diversos motivos externos. Pero, en la mayor parte de los casos, no tiene ninguna causa previa. Es decir, que no hay nada dentro y fuera del organismo que produzca tal enfermedad. A eso se le conoce como menorragia idiopática. Suele estar relacionada con un desequilibrio normal de las hormonas en adolescentes y mujeres menopaúsicas.

De hecho, las hemorragias de la menopausia (es decir, en el periodo perimenopáusico) son muy comunes. Se deben a la nueva configuración hormonal a la que el cuerpo empieza a adaptarse. Por lo que hay ciclos en los que quizá se vea abundancia en el flujo, mientras que otros sean escasos. Los remedios caseros para la menorragia pueden ser muy útiles en estos casos, consumiéndolos solo si se presenta la afección.

Otras causas patológicas

La menorragia puede estar causada por:

  • Endometriosis e infecciones del área pélvica
  • Los trastornos que impiden la buena coagulación sanguínea provocan menorragia en algunas mujeres.
  • Trastornos y afecciones en el corazón, tiroides, riñones o hígado también pueden causar menorragia en el periodo menstrual.
  • La ovulación irregular por presencia de quistes o por trastornos hormonales causan un periodo mucho más largo y abundante.
  • Un crecimiento anormal de tejido uterino puede provocar un exceso de sangrado durante el período menstrual y fuera de él. Es importante acudir al médico para determinar si las formaciones presentes son de tipo benigno o si tienen origen cancerígeno.
  • El uso de aparato intrauterino puede causar menorragia, sobre todo si no tiene mucho tiempo de instalado. También, cuando este aparato se ha vencido, puede afectar el órgano reproductor femenino, produciendo flujos abundante.
  • El uso de aspirinas y medicamentos para quimioterapias con warfarina producen mayor flujo sanguíneo. Esto es debido a su mecanismo anticoagulante.

Signos de la menorragia

Signos de menorragia

Signos de menorragia

Para determinar si se trata de menorragia y descartar cualquier otro tipo de hemorragia uterina, presta atención a la presencia de los siguientes síntomas:

El uso de compresas sanitarias

En caso de tener que cambiarlas cada dos horas o menos. Si necesitas utilizar además un tampón para poder realizar tus actividades diarias y no tener derrames, es síntoma de menorragia. En total, puedes estar perdiendo más de 80ml de sangre al día. Si quieres realizar el cálculo, toma en cuenta que un tampón ultra puede absorber hasta 18ml. Mientras que una compresa tiene capacidad para 15ml.

Cambiar la protección durante la noche

En caso de que necesites levantarte por la noche, mucha atención. No debería ser necesario hacerlo si usas una protección para flujo abundante.

Impide tu rutina habitual

Se te dificulta ir a clases o a trabajar por la incomodidad. También, puede existir la presencia de otros síntomas como dolores y calambres.

Consecuencias de la menorragia

Además de presentar una menstruación abundante y dolorosa, la mujer con menorragia puede padecer otras afecciones. Una de las más comunes, la anemia, se ha mencionado que se produce por la considerable disminución de glóbulos rojos. De hecho, la pérdida de más de 80 ml de sangre por día puede llevar a la mujer a un estado de fatiga. Los síntomas frecuentes de la anemia incluyen palidez en la piel, debilidad y mareos.

También puede empezar a presentar dolores de cabeza con frecuencia, así como también problemas respiratorios. No hace falta que se agrave el nivel de anemia para que la mujer empiece a tener estos síntomas. Pero sin duda son una clara señal de que necesita ayuda médica con urgencia. Tomar los remedios caseros para la menorragia también le fortalecerá el sistema inmune. Así que podrá contrarrestar las consecuencias de la menorragia con mayor facilidad.

La dismenorrea es otro síntoma consecuencia de la menorragia. Este término se refiere al dolor intenso causado por el abundante flujo menstrual. Por lo general, produce calambres fuertes en el área pélvica, así como en las extremidades inferiores. En casos extremos, pudiera necesitarse una intervención quirúrgica. Sin embargo, para no llegar a tomar esas medidas, es importante identificar los motivos del sangrado.

Tratamiento natural de la menorragia

Cabe destacar que es necesario identificar el tipo de menorragia. Esto determinará las causas que la originan, direccionando el tratamiento hacia allí. En el caso de la mayoría de las mujeres, en las que la menorragia no tiene un origen patológico, se administran AINES. El ibuprofeno es uno de los medicamentos más utilizados para ello.

En contraste, cuando se relaciona la menorragia con un trastorno hormonal, es preferible otro tipo de seguimiento. Por ejemplo, el ginecólogo podría recetar el consumo de ciertos anticonceptivos, aun si la mujer no tiene relaciones sexuales. Esto interviene con el ciclo hormonal regulando el flujo menstrual.

Sin embargo, se recomienda llevar a cabo un tratamiento natural para la menorragia. Este se basa en la preparación remedios caseros para la menorragia. A continuación se describen algunos de los más utilizados para contrarrestar los síntomas de esta afección. Además, algunos de estos permiten controlar el ciclo hormonal de forma natural.

5 remedios caseros para la menorragia

5 remedios caseros para la menorragia

5 remedios caseros para la menorragia

A continuación se muestran varios remedios caseros para la menorragia. Cada una de las plantas tiene distintas propiedades que favorecen la disminución del flujo sanguíneo. Además, son comúnmente utilizadas como hierbas para hemorragia. Sin embargo, se recomienda que se consulte primero con un profesional de la salud. De esa manera, se descartará cualquier otro síntoma que genere la menorragia.

Remedios caseros para la menorragia con tamarindo con ciruelas

Además de ser una buena combinación para mejorar la condición cardiovascular, es un excelente remedio para la menorragia. Sus compuestos ricos en fibra y antioxidantes logran el efecto deseado. Para realizarlo, toma unas piezas de tamarindo y ciruelas secas, y deja remojar en aproximadamente medio litro de agua.

Al día siguiente, coloca en la licuadora, y agrega miel para endulzar la mezcla. Consume este líquido en sustitución al agua hasta que se termine. La primera toma debe realizarse en ayunas, preferiblemente un vaso grande. Para que surta efecto, intenta calcular cuántos días te faltan para el próximo periodo menstrual. Es recomendable tomar tres días antes del mismo.

Remedios caseros para la menorragia con rábano

Se ha comprobado el uso del rábano entre los remedios caseros para la menorragia más efectivos. Su composición natural permite equilibrar los procesos hormonales, previniendo la menorragia causada por desequilibrios. Además, durante la menstruación se pierden muchos nutrientes y vitaminas. Estas pueden ser recuperadas al consumir rábano. ¿Cómo preparar esta hortaliza para convertirla en un remedio casero para la menorragia?

Toma una parte de un rábano grande, rállalo finamente. Mezcla con una cucharadita de agua, y forma una pasta. Agrega esto a una taza de suero de leche, y ve consumiendo durante el día, durante el periodo. De ser necesario, repite la misma operación al día siguiente. Te ayudará a sentirte más fuerte, mientras reduce tu flujo menstrual.

Remedios caseros para la menorragia con hojas de llantén

El uso de las hojas de llantén llega a ser un buen método entre los remedios caseros para la menorragia. Su fama como acompañante en ensaladas lo hace fácil de conseguir y consumir. Pero además, durante el periodo puedes realizar una infusión de llantén para disminuir el flujo menstrual.

De ser posible, utiliza unas hojas frescas. Aunque también puedes comprar llantén y mantenerlo en un lugar seco y fresco para los siguientes periodos. Coloca a hervir un poco de agua en una olla pequeña. Agrega después las hojas de llantén, y deja unos 5 minutos antes de retirar del fuego. Es preferible consumir el té de llantén unos días antes de que comience el periodo.

Remedios caseros para la menorragia con cilantro

Las semillas de cilantro tienen propiedades que controlan la cantidad de flujo menstrual. Además, contribuyen a la disminución de síntomas como el dolor producido por la inflamación. Es uno de los remedios caseros para la menorragia más económicos y efectivos. Su preparación es bastante sencilla, y debe ser consumido inmediatamente comience el periodo menstrual.

Para hacer el remedio con semillas de cilantro, debe hervir una cucharada de estas semillas en una taza de agua. Permita que el líquido se reduzca hasta la mitad. Divida el contenido en dos porciones, deja reposar un rato, y consume la primera toma en la mañana. La siguiente puedes reservarla para la noche.

Remedios caseros para la menorragia: ¿cómo cortar la menstruación?

Hasta ahora has conocido algunos remedios caseros para la menorragia. Su objetivo es ayudarte a disminuir el flujo, de tal modo que tengas un ciclo menos abundante. Pero si lo que deseas son remedios caseros para cortar la menstruación de inmediato, es necesario que tengas mucha precaución. Es importante que no los tomes en periodos consecutivos, ya que puede ser dañino para tu equilibrio hormonal.

Para cortar tu flujo de manera inmediata, puedes utilizar alguna de estas dos opciones. La primera y una de las más efectivas, es tomar una limonada fuerte. Es decir, que la cantidad de limones que utilices debe ser un poco mayor a la que usarías habitualmente.

De por sí, el consumo de limón puede cortarte la menstruación. Pero se agregan unos limones más para asegurar el efecto. En menos de un par de horas verás los resultados. El otro tratamiento es la infusión de canela, pues sus propiedades cierran los vasos sanguíneos inmediatamente. Coloca unas ramitas de canela a hervir en una olla con agua por al menos 10 minutos y consume.