7 Remedios caseros para la infección de oído

7 Remedios caseros para la infección de oído
7 Remedios caseros para la infección de oído

Las infecciones de oídos son muy comunes en todas las personas, especialmente en los niños. Por lo que se ha vuelto una razón común para visitar al médico de cabecera. Esta condición suele ser muy desagradable para las personas que lo padecen. A continuación, se analizarán los mejores remedios caseros para la infección de oído.

¿Qué es una infección en el oído?

La infección de oído es ocasionado porque en el oído medio se acumula líquido y se evidencia mucha inflamación. Esto por lo general puede ser ocasionado por un virus o por una bacteria. El oído medio es un espacio que se encuentra detrás del tímpano.

En condiciones normales, el oído medio saludable está lleno de aire. Allí están localizados unos huesos pequeños que son vibratorios, los cuales permiten que se dé una buena audición.

En los casos graves de la infección es necesario que el médico recete algún tipo de antibiótico para tratar el problema. Si la otitis no es tan grave, entonces lo mejor es que se traten los síntomas. Ya que el mismo cuerpo se encargará de solucionar el inconveniente que se está presentan en el oído.

Niña con dolor de oido

Niña con dolor de oido

¿Que puede causar un dolor de oído?

Son varias las causas que pueden ocasionar el dolor de oído o una otitis. Pese a que los elementos bacterianos y virales están muy involucrados no son los únicos responsables. Conozca cuáles son las causas de la otitis, para entonces trabajar en función de la prevención.

Algunos factores de riesgo para presentar una otitis son el clima frío, uso de biberones y cambios de altitud. Además de antecedentes de infección de oído y la exposición al humo del tabaco. Además, aquellos niños que no recibieron lactancia materna son más propensos a sufrir de otitis.

Infeccioso

El factor viral o bacteriano es la más frecuente causa de este problema de salud. Normalmente antes de padecer una otitis el paciente ha sufrido de gripes o alergias. Esto provoca que se inflamen la garganta, las fosas nasales y las trompas de Eustaquio. En consecuencia, se genera una gran congestión en esa zona.

Las trompas de Eustaquio se bloquean entonces y no permiten que el oído medio realice su drenaje habitual. Provocando así que se den una infección bacteriana en el oído medio. La infección de oído en niños es muy frecuente, pues sus trompas de Eustaquio son muy horizontales y más estrechas. Entonces, no drenarán el líquido adecuadamente.

Adenoides

El adenoides se encuentra situado muy cerca de la entrada de la trompa de Eustaquio. Con frecuencia se inflaman y bloquean el oído, lo que produce que se llene de líquido. Esto podría ocasionar entonces una otitis bacteriana.

Obstrucción de las trompas de Eustaquio

Cualquier causa de obstrucción en las trompas de Eustaquio puede provocar una otitis. Entre los factores más comunes están los resfriados comunes, alergias, el humo del tabaco, el exceso de moco y de saliva. Estos son algunos de los factores que pueden provocar una otitis.

Tipos de otitis

La otitis se puede presentar en 3 tipos diferentes de infecciones. Cada uno posee síntomas completamente únicos. Sin embargo, en todas ellas se pueden encontrar algunos que coinciden.

Otitis media adhesiva

Esta situación se puede presentar luego de que se haya curado la otitis, cuando queda líquido en el oído medio. También puede ser causado por un bloqueo que no sea de origen infeccioso en el oído.

Otitis media supurativa crónica

Este es un tipo se otitis que se da de forma persistente. Por lo general cuando esto sucede, se puede presentar algún tipo de perforación del tímpano. Incluso este puede ser desgarrado a causa de este problema.

Otitis media serosa

La otitis media serosa es cuando es cuando el oído presenta un líquido viscoso. Esto por lo general no se da por haber una presencia bacteriana en el odio medio. Pero si puede incitar a que se dé una otitis en poco tiempo, el cual podría ser muy fuerte. Incluso la audición de la persona podría verse afectada.

Síntomas de la otitis

Los síntomas de las infecciones de oídos son muy molestos, especialmente en los niños pequeños. Las infecciones de oído en adultos se pueden identificar cuando comienzan a sentir mucho dolor en la zona. Presentan una disminución significativa de la audición, y por último segregan un líquido del oído.

En el caso de los niños, los síntomas no se pueden comprobar con mucha facilidad. Sin embargo, ellos realizan ciertas acciones que orientan a los padres sobre que algo no está funcionando bien. Lo primero que se puede notar es que evidencian molestias o dolor cuando lo acuestan. Otro de los síntomas que permiten verificar si hay una infección de oído es que los bebés se dan tirones en el oído afectado.

Se puede notar que el comportamiento del niño es más irritable de lo normal. Por lo general, lloran con mucha frecuencia y presentan fiebres altas. Algunos casos pueden llegar a registrarse 38 grados centígrados o mucho más. Un síntoma muy común es el dolor de cabeza que con frecuencia padecen cuando tiene una otitis.

Los niños pierden las ganas de comer cuando se sienten mal, pueden tener dificultad para oír lo que se les dice o para responder a algún sonido. Segregan líquidos de los oídos y pierden el equilibrio con facilidad.

¿Que es bueno para la otitis?

Para tratar esta enfermedad los remedios de la abuela para la otitis son excelentes. Es posible curar la enfermedad de forma fácil y segura. Sin embargo, lo mejor es consultar con un especialista médico antes de tomar cualquier acción.

En ocasiones en necesario que se tomen algunos medicamentos especiales para el dolor de oído medio. De lo contrario, podría provocarse daños graves e irreparables al tímpano y al oído en general.

Ahora bien, la mejor manera de evitar sufrir de infecciones en los oídos es la prevención. Cuando una persona trabaja en función de este aspecto, es menos probable que sufran de una otitis. Pero si el caso es que acaba de salir de un cuadro infeccioso en los oídos, entonces la prevención le ayudará a no recaer.

Evitar enfermarse

Para que los padres ayuden a que sus hijos no se enfermen de infección en los oídos les deben enseñar algunas cosas. Esto les ayudará a no caer enfermos con facilidad ante una molesta otitis. Los consejos a seguir son los siguientes:

  • Al toser o al estornudar debe hacerse sobre alguno de sus antebrazos.
  • Debe lavarse las manos con mucho cuidado y frecuentemente en el día.
  • No llevarlo al colegio si se encuentra enfermo.
  • No compartir los utensilios de comida con nadie.
  • No pasar más del tiempo necesario en grupos grandes de niños.

Amamantar al niño

La leche materna posee una cantidad de anticuerpos especiales para proteger al niño de enfermedades. Cuando las madres amamantan a sus hijos por lo menos hasta los 6 meses, les están dando suficiente defensas para el cuerpo. Por lo que es probable que no sufra con frecuencia de otitis.

Vacunarse

La vacunación en los niños son indispensables, de estos depende la vida del pequeño. Ya que si están fortalecidas contra la gripe y las bacterias, es probable que el niño no padezca de otitis. Por lo que permite que se encuentre más protegido que si no las tuviera.

Evitar el humo

Para evitar que algún miembro de la familia se enferme de infección de oído debe evitar el humo del tabaco. Para esto, lo mejor es evitar que dentro del hogar las personas fumen. Sobre todo de que el humo se quede concentrado en una habitación. Esto podría ser determinante para prevenir una otitis en los niños y en los adultos.

Alimentar al bebé sentado

Una de las cosas que resulta muy importante para evitar la otitis es que se alimente al bebé sentado, no acostado. Ya que si este tiene una perforación en el tímpano podría ocasionarle una terrible infección en el oído medio.

Complicaciones derivadas de las infecciones de oído

La otitis por lo general no presenta complicaciones. Sin embargo, si esta situación se presentan con frecuencia o no se cura adecuadamente sí. A continuación, se analizarán algunas de las complicaciones que se pueden tener si no se trata la infección de oído a tiempo.

Retardo en el desarrollo

Cuando un niño posee dificultad para escuchar no puede aprender de manera adecuada. Por lo que se presenta claramente un trastorno en el desarrollo. Las infecciones de oídos a repetición pueden causar un problema mayor a nivel acústico y limitar la comunicación.

Rompimiento del tímpano

Cuando ocurre  la rotura del tímpano, el cuerpo soluciona el problema en un máximo de 72 horas. Si no es así, entonces la persona debe ser intervenida quirúrgicamente. Por lo que es necesario que se visite a un médico lo antes posible.

Disminución de la audición

Cuando se tiene una infección en el oído se pierde temporalmente la audición. Esta situación pasa cuando ya se ha restablecido el funcionamiento adecuado del mismo. Sin embargo, cuando el oído tiene fluidos o las infecciones son persistentes, la pérdida de la audición puede ser mayor que en el caso anterior. Pero si el problema llega hasta el punto de afectar al tímpano se puede presentar una pérdida definitiva de la audición.

Expansión de la otitis

Esta situación sucede ocasionalmente, pero es realmente grave. Cuando sucede esto, la infección se traslada a otras zonas del oído y puede acceder al cerebro.

7 Remedios caseros para la infección de oído

7 Remedios caseros para la infección de oído

7 Remedios caseros para la infección de oído

Son muchas las personas que se preguntan cómo curar infección de oídos en los adultos. Hay que tener en cuenta que estos remedios caseros para la infección de oído son para los que no presenta síntomas alarmantes.

Es preferible que a los niños no se les apliquen los remedios caseros para la infección de oído. Esto para evitar que aparezcan situaciones que pongan en riesgo el desarrollo de la audición del niño.

Como tratar el dolor de oido

Aceite de ajo

El ajo es uno de los antibióticos naturales que resultan excelentes para tratar esta situación. Ya que la efectividad del mismo se evidencia a cada momento. La manera de utilizarlo es aplicando 3 gotas de aceite de ajo. Luego, inclina la oreja hacia arriba para que el líquido entre hasta el oído medio.

Sal

Se debe calentar la sal y cuando esté tibia se introduce en la oreja. Esto ayuda a que se elimine el exceso de líquido del oído medio. Además, ayuda a que la infección vaya disminuyendo de forma impresionante. La sal es uno de los remedios caseros para la infección de oído, más antiguos.

Agua oxigenada

Cuando en el oído entra alguna bacteria o algún virus, es probable se presenten ciertas molestias al oído medio. Por lo general, puede provocar que se dé un cuadro gripal, por lo que es necesario parar la situación de raíz.

Lo más recomendable es que se utilice agua oxigenada para este fin. Se deben administrar de 2 a 3 gotas cada 14 horas, pero sí desea ver resultados más rápidos entonces se puede hacer cada 12 como máximo.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es otro de los remedios caseros para la infección de oído. Resulta muy útil para todas las personas que pasan por esta situación. Lo primero que debe hacer es una mezcla de partes iguales de vinagre de manzana y alcohol isopropílico. Luego se humedece una pequeña bola de algodón con la mezcla.

La acción seguida será la de colocar en el oído de igual manera, como si fuera un audífono. Sin meter dentro el algodón para evitar daños. Luego se deja allí un período de 5 a 10 minutos en cada oído. De esta manera, el problema mejorará de forma rápida y efectiva con estos remedios caseros para la infección de oído.

Aceite de oliva

El aceite de oliva no solo es famoso mundialmente por su exquisito sabor y amplia utilización en las comidas, sino por sus propiedades curativas. Es uno de los remedios caseros para la infección de oídos más utilizados en la actualidad.

Para que la otitis pueda ceder se debe colocar a calentar una cucharada de aceite de oliva. Este debe quedar tibio, pero lo necesario para que el oído no que queme. Luego se vierte en un gotero y se aplica de 2 a 3 gotas en el oído.

Cebolla

La otitis se da por unos virus o unas bacterias que afectan el oído medio, y la cebolla es un buen remedio. Esta hortaliza posee excelentes agentes antibacteriales y antisépticas que ayudan a combatir estos males.

Para que se pueda utilizar como parte de los remedios caseros para la infección de oído se debe cortar la cebolla en pedazos. Luego, estos deben ser envueltos en un paño completamente limpio. La acción a seguir es colocar este paño encima de la oreja afectada por unos 5 minutos. Debe ser realizado varias veces al día para mayor efectividad.

Agua caliente

El agua caliente es un antiinflamatorio por excelencia. Por lo que en la utilización como parte de los remedios caseros para la infección de oído resulta ser excelente. Lo que se debe hacer es colocar en una olla una taza de agua y colocarla a hervir. Cuando ya esté en ebullición, se apaga la hornilla y se introduce el vital líquido en una bolsa de agua térmica. Luego, se envuelve en un paño y se coloca por encima del oído varias veces al día.