Remedios caseros para la infección de las vías urinarias. Gracias a lo comunes que son, las infecciones de las vías urinarias es la segunda causa de visitas al médico alrededor del mundo. Para muchos son un mal regular.

Remedios caseros para la infección de las vías urinarias

Remedios caseros para la infección de las vías urinarias.

 

Remedios naturales para la infección de las vías urinarias

Si usted es parte de ese grupo, esperamos que los siguientes remedios caseros para tratar las infecciones urinarias puedan serle de utilidad. Si no lo sufre constantemente, por lo menos esperamos que pueda estar preparado con estas medidas:

# 1 – Aumenta el consumo de Agua

Tal vez parezca un poco tonto mencionar esto como una medicina, pero la verdad es el mejor tratamiento y medida preventiva para este tipo de infecciones.

Esto se debe a que, a través de la orina, eliminamos bacterias y otros factores que el organismo no necesita.

Pero no solo eso, el aumento en el consumo de agua generara un aumento en la cantidad de veces que orinamos, de esta forma también desechamos bacterias, incluyen aquellas que generan la infección de las vías urinarias.

Por ellos se recomienda beber alrededor de 7 vasos de agua al día como mínimo.

También toma nota de la cantidad de veces que vas al baño, si orinas por lo menos cada 4 horas, no hay problemas, si pasas más tiempo necesitas consumir más agua.

En caso de sufrir infecciones de este tipo constantemente, debes tomar como mínimo 8 onzas de agua cada hora.

# 2 – Vitamina C

Muchos médicos están prescribiendo al menos 5 gramos de vitamina C al día, en casos de pacientes que sufren constantemente de infecciones del tracto urinario.

Esto se debe a que la vitamina C permite la Acidificación de la orina, con lo cual se evita la introducción de bacterias dañinas al tracto urinario y a la vez se mantiene sana la vejiga.

#3 – Bicarbonato de sodio

En algunos casos no basta con solo aumentar el consumo de agua. A veces es necesaria intervención médica para el tratamiento de las infecciones de las vías urinarias.

Esto es un tema serio, ya que las infecciones no tratadas pueden esparcirse hasta los riñones. Definamos a estas como aquellas infecciones que duran mas de dos días.

Una simple cucharada de bicarbonato de sodio un vaso de agua, puede neutralizar la acides de la orina, acelerar la recuperación y prevenir el desarrollo de futuras infecciones.

Esta es una recomendación de muchos doctores y se recomienda iniciar este simple tratamiento a las primeras señales de la infección.

Las medidas son: ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio en 150 ml de agua. Se recomienda tomar un vaso solo de agua antes de consumir esta solución.

# 4 – La Piña

Las piñas cuentan con una enzima denominada bromelina, la cual es ideal para trata infecciones en las vías urinarias.

Muchos son los casos de pacientes que han visto mejoría luego de consumir piña gracias al efecto de esta enzima junto a los antibióticos señalados por el medico para el tratamiento de la infección.

Esto se debe a que la bromelina es un diurético que ayuda a acelerar la recuperación de la infección y a desinflamar las vías urinarias.

# 5 – Los Espárragos

Este alimento es un purificador y purgante excelente para las vías urinarias. Tiene un efecto diurético que permite eliminar las toxinas y, al igual que la piña, por sus propiedades permite prevenir y tratar infecciones de las vías urinarias.

# 6 – Arándanos (Mora Azul)

Son aquellos frutos pertenecientes a la misma familia de plantas que las moras y, al igual que este fruto, son perfectos inhibidores de bacterias.

Pero en este caso particular, además, los arándanos evitan infecciones en las vías urinarias ya que el consumo de este jugo impide que las bacterias puedan pegarse en las paredes del tracto urinario.

Por último, poseen un antibiótico muy suave. Es por esto que se recomienda consumir jugo de arándano o también la fruta entera. Después de todo son un tratamiento casero común para este problema.

 

Causas de las Infecciones Urinarias

Luego de analizar formas de tratar con este incomodo problema, debemos entender cual es la fuente o raíz del mismo.

La verdad es un proceso natural que, por falta de elementos de trabajo (líquidos) llega a volverse un problema. Todo ocurre porque los riñones limpian la sangre de toxinas. Estas son depositadas en la vejiga y de allí deben ser expulsadas a través de la orina.

Pero factores como: bajo consumo de líquidos, problemas relacionados con la edad, consumo de medicamentos, o patologías, pueden provocar la aparición de bacterias que generaran obstrucción de las vías urinarias, y en consecuencia inflamación de estas.

Por esas razones debemos tomar algunas medidas como las antes mencionadas para prevenir o tratar este problema.

 

Síntomas que advierten la presencia de la infección de las vías urinarias

Si bien son pocos, también son notable, por ello debemos prestar atención a nuestro organismo y tomar medidas si, en cualquier momento y sin explicación, comenzamos a sufrir de:

  • Presión anormal en la zona pélvica.
  • Continua urgencia por orinar.
  • Fiebre.
  • Orina turbia o sangrante.
  • Escozor al orinar (sensación de ardor o quemado).
  • Mal olor de la orina.

Es de vital importancia prestar atención a estos síntomas porque, aunque ya lo hemos dicho muchas veces; estas infecciones pueden volverse un problema serio.

Sin importar si tenemos uno o varios de los síntomas mencionados estas infecciones siempre serán producto de bacterias que generan daño en nuestro organismo. En algunos casos es necesario seguir un protocolo de acción para el tratamiento de la infección.

Si bien la vejiga suele ser el órgano mas afectado, en algunos casos el contagio inicia en la uretra y, como vimos ya una vez, puede extenderse hasta los riñones generando así un problema que ya no podremos solventar de ninguna manera en nuestro hogar.

 

Características de este tipo de infecciones

Como vimos en el caso del consumo de arándanos para el tratamiento de las infecciones de las vías urinarias, el efecto de los antibióticos suaves que posee esta fruta es lo que la vuelve un elemento purificador en caso de infección.

Esto no deja ver que los antibióticos son necesarios en cierto punto del tratamiento. Sin embargo nunca debemos realizar una automedicación.

El tipo de antibiótico debe ser determinado por un profesional de la salud así como las medidas en que debe ser distribuido su consumo. De no ser así puede que incluso, por exceso de antibióticos, pongamos en riesgo incluso el bien de nuestro hígado, que es el órgano que se encarga de procesar estos.

Factores que ocasionan infecciones en las vías urinarias

Algo interesante es el hecho de que estas infecciones, si bien puede presentarse en hombres o mujeres, son más comunes en las mujeres. Esto se debe a dos factores, que son los siguientes:

Factor limpieza:

Unos buenos hábitos de aseo íntimo pueden evitar enormemente la posibilidad de este tipo de infecciones. Hay que recordar que las partes íntimas de las mujeres están más cerca del ano que las de los hombres. Por lo tanto están más expuestas a otros tipos de bacterias.

Factor actividades:

Aquellas mujeres que mantienen una vida sexual activa deben velar por realizar una limpieza intima posterior al acto sexual para así asegurarse de no exponerse a bacterias.

En el caso de las niñas se recomienda que las madres les inculquen buenos hábitos de limpieza y les enseñen la forma correcta de asear las zonas privadas y así evitar problemas por métodos incorrectos.

 

Tipos de infecciones de las vías urinarias

Cistitis: afecta la vejiga. Es bastante común, especialmente en las mujeres. Se caracteriza por presentar dolor al orinar poca cantidad de orina en cada evacuación. También limita la cantidad de orina que se elimina.

Uretitis: Es la infección que afecta los conductos que van de los riñones a la vejiga, a estos se les llama Uréter. Es poco frecuente ya que generalmente se esparce o hacia los riñones o hacia la vejiga.

Pielonefris: Es la infección de riñones y tiene graves consecuencias. Son productos de infecciones que no se han tratado o controlado a tiempo. Sin embargo, los síntomas de estas infecciones se asocian también a enfermedades como el cáncer.

 

Otros métodos de prevención de infecciones de las vías urinarias

Lo mas idóneo en estos casos es prevenir la aparición de las infecciones. Se recomienda ampliamente el consumo de antibióticos naturales (como las frutas o alimentos) pues estos estimulan al cuerpo a realizar sus funciones sin saturar de químicos como los son los antibióticos procesados.

Entre estos alimentos podemos contar el perejil y el ajo. Ambos poseen propiedades antibióticas, por lo cual el agregarlos a las comidas o ingerirlos aparte permite reforzar en este aspecto el organismo.

Además, mezclar el perejil junto a frutas ácidas mejora su función, lo mismo que el ajo al ser preparado con aceite de oliva.

Otra opción a la que podemos apelar son los lactobacilos. Estos productos lactes fermentados mejoran la flora intestinal y favorecen la formación de anticuerpos.

Una ultima recomendación es consumir alimentos con la misma propiedad que la piña, es decir diuréticos. Estos nos ayudaran a eliminar cuerpos extraños a través de las vías urinarias y a evitar la retención de líquidos.

Algunos de estos alimentos son los pepinos, el apio, alfalfa, y los ya mencionados, piña y espárragos. Todos estos son beneficiosos por sus encimas desinflamantes.