El flujo vaginal excesivo afecta a muchas mujeres, al igual que lo hace la sequedad vaginal. Sin embargo, existe gran desinformación. Para este inconveniente veremos una lista de los mejores remedios caseros para el flujo vaginal excesivo.

¿Qué es el flujo vaginal excesivo?

El flujo vaginal es una sustancia que produce el cuerpo de la mujer. Sirve para mantener la vagina lubricada y libre de infecciones. Sin embargo, existe un grupo de esta que puede producir un fluido vaginal excesivo. Esto puede generarle malestar, vergüenza y angustias a su salud.

Síntomas del flujo vaginal excesivo

Lo más común del flujo vaginal es que sea un líquido transparente o blanquecino.  Las mujeres notan inconveniente cuando sienten alteraciones en su olor, textura o color. A pesar de esto, muchas veces no están seguras si se trata de algo grave o simplemente de un cambio en su cuerpo.

Conocer los síntomas puede ser de gran ayuda para reconocer la enfermedad. Por eso nombramos a continuación los síntomas del flujo vaginal excesivo más comunes:

  • Descarga de fluidos vaginales constantes, más espesa y pegajosa de lo normal.
  • Olor más fuerte de lo habitual e intolerable.
  • En caso de que sea por infección, genera fiebre.
  • Picazón e irritación en la zona de los genitales.
  • Fatiga excesiva y constante.
  • Malestar, normalmente sumado con dolores en las pantorrillas.
  • El flujo puede venir acompañado de sangre y tome una coloración rosa.

Es importante también saber que los síntomas pueden variar dependiendo de la causa por la cual se tiene flujo vaginal excesivo.

Mujer con incomodidad en la zona intima

Mujer con incomodidad en la zona intima

Causas del flujo vaginal excesivo

El flujo vaginal excesivo también se le conoce como leucorrea y puede tener distintas causas. Las causas más comunes son las siguientes:

Cambios hormonales durante la menstruación.

  • Aumento de niveles de estrógeno por embarazo.
  • Síntoma de embarazo.
  • Mayor aumento de la segregación a la hora de relaciones sexuales.
  • Infección.
  • Aumento de las hormonas debido a ejercicio.

 

Como se puede notar, la mayoría de las causas son casos que no tiene que preocupar a una mujer. Pero si además del flujo vaginal nota otros síntomas como picazón o irritación, se puede estar hablando de una infección.

Remedios caseros para el flujo vaginal excesivo

13 Remedios caseros para el flujo vaginal excesivo

13 Remedios caseros para el flujo vaginal excesivo

Normalmente las mujeres buscan cómo eliminar el flujo con remedios caseros por internet u otras fuentes de información. Esto se debe a que es un problema que muchas veces da vergüenza hablar con los demás. Aquí encontrarás una lista con los 13 mejores remedios caseros para el flujo vaginal excesivo.

#1 Infusión de salvia

¿Remedios caseros para el flujo y picazón? La salvia cuenta con excelentes propiedades. Ayuda a bajar el flujo vaginal, reduce la irritación, picazón y combate la infección, ya sea por hongos o bacterias. Solo debe preparar una infusión con hojas de salvia. Utilice la infusión para limpiar su zona intima. Repite el tratamiento diariamente para diluir el inconveniente.

#2 Yogurt natural

¿Remedios caseros para el flujo blanco? El yogurt natural posee propiedades que ayudan a estabilizar la producción de fluidos vaginales. El tratamiento principal es agregar yogurt a la zona íntima y esperar que se seque sin necesidad de enjuagar.

Este proceso se repite tres veces al día para obtener mejores resultados. A su vez, acompañe el tratamiento agregando a sus comidas un vaso de yogurt al día. También le ayudara como tratamiento para el flujo abundante si lo consume diariamente.

#3 Infusión de ajo

El ajo posee propiedades antibióticas, lo que lo convierte en un excelente remedio casero para el flujo vaginal por infección. Sus compuestos ayudan a reducir la cantidad de flujo vaginal mientras eliminan bacterias en tu zona intima.

Machaca 3 ajos, luego agrega aproximadamente 1 litro de agua en una olla. Hierve el agua con los ajos por 15 minutos. Espera que repose y con un colador, separa el líquido de los residuos. Utiliza la mezcla para lavar la zona intima. Repite este proceso todas las noches.

#4 Vinagre de manzana

El vinagre de manzana posee múltiples ácidos naturales que son utilizados como remedios caseros para mal olor y flujo blanco. Además tiene propiedades que ayudan a la reducción de los olores, por lo cual será uno de tus mejores aliados.

Diluye un poco de vinagre de manzana en agua templada. Lava la zona íntima con el agua durante 5 minutos aproximadamente. Repite este proceso dos veces al día durante todos los días para notar excelentes resultados.

#5 Bicarbonato de sodio

El fluido vaginal muchas veces puede salir amarillento, con mucho olor y grumoso. El bicarbonato de sodio es un excelente tratamiento casero para el flujo grumoso. Además también genera una buena coloración y ayuda al combate de los malos olores.

¿Cómo eliminar el flujo amarillo? Diluye aproximadamente 5 gramos de bicarbonato de sodio en 200 mililitros de agua. Mezcla bien y bebe el contenido del vaso. Tomando un vaso de esa mezcla ayudas a regular el flujo, disminuir lo grumoso, quitar el olor y combatir infecciones.

#6 Te de hojas de guayaba

Las hojas de guayaba son un  excelente remedio casero para el flujo vaginal por infección. Esto se debe a que presentan propiedades antibacterianas, antinflamatorias y antioxidantes. Entonces sin perder tiempo, busca 10 hojas de guayaba y un litro de agua.

Agrega las hojas al agua y deja que hierva hasta que se haya evaporado la mitad del agua. Deja reposar la mezcla hasta que esté en una temperatura tibia. Utiliza el líquido para enjuagar y lavar la zona intima. Repite el tratamiento diariamente durante dos semanas.

#7 Plátano

Cuando se sufre de leucorrea, el plátano es un excelente tratamiento casero para controlar el flujo vaginal. Solo come al día un exceso de plátano maduro para que sus propiedades te ayuden en la cantidad de flujo vaginal. A la semana notaras una diferencia.

#8 Hojas de Granada

Gracias a las propiedades de esta fruta, genera muchos beneficios si es ingerida en jugo o se come normal. Pero lo que le da el puesto como un excelente remedio casero para el flujo vaginal excesivo, son sus hojas.

Hay que mezclar 30 hojas aproximadamente de granada con una pizca de pimienta negra. Tiene que moler por completo la combinación y agregarlo a un vaso con agua. Con un colador, extraiga el líquido e ingiéralo diariamente durante varias semanas.

#9 Almidón de arroz

¿Remedios caseros para flujo blanco sin olor? El almidón de arroz en su solución. Ayuda al combate de la leucorrea gracias a sus diversas propiedades. Lo que le quita los grumos al flujo, reduce el exceso y la coloración.

Para obtener este remedio solo hierva el arroz hasta que se esté volviendo más líquido. Agarre aproximadamente medio vaso al día e ingiera durante dos semanas para notar resultados favorables.

#10 Semillas de mango

El mango posee múltiples propiedades curativas, pero las semillas son las que ayudaran en el flujo vaginal excesivo. Tiene que moler las semillas hasta pulverizarlas. Agrega una pequeña cantidad de agua y obtendrás una especie de ungüento. Aplique el ungüento dentro y fuera de la vagina y enjuagar a los 10 minutos. Sirve como excelente remedio casero para flujo blanco.

#11 Jengibre

Para preparar este remedio de jengibre solo debes mezclar dos cucharadas de jengibre en polvo en 250 mililitros de agua. Otra opción es mezclar dos piezas de jengibre con la misma cantidad de agua.

Luego debes dejar hervir la mezcla hasta que el agua de la misma se reduzca a la mitad. Una vez al día, tome el Líquido resultante. Este remedio efectivo le ayudará con el exceso de flujo vaginal y a combatir infecciones.

#12 Té verde con miel

Tomar una o dos tazas de té verde al día sirve como un excelente remedio casero para la leucorrea. Además agregue un poco de miel a la infusión para obtener mejores beneficios de la mezcla.

#13 Cilantro

El cilantro ha sido desde hace mucho tiempo uno de los más comunes remedios caseros para el flujo vaginal excesivo. Solo tiene que remojar 20 gramos de semillas de cilantro en 200 mililitros de agua durante toda la noche. A la mañana siguiente, debe mezclar y beber el líquido estando en ayuna. Repita este tratamiento durante dos semanas.