Este artículo será de gran utilidad para aquellos que quieran conocer los remedios caseros para la faringitis y cómo utilizarlos. A su vez algunos de estos remedios caseros funcionan para la laringitis y otras variaciones de esta patología. Todo eso y mucho más será definido en el presente artículo.

¿Qué es la faringitis y como se cura?

Antes de profundizar en los remedios caseros para la faringitis, debemos dar una visión general de que es la faringitis. Se define como la inflamación de la garganta o faringe, frecuentemente generada por una infección vírica o bacteriana. Esta condición se hace presente con molestias y dolor al tragar.

En cuanto a cómo se cura la faringitis existen múltiples opciones y alternativas. Van desde la utilización de medicación a soluciones más tradicionales. Todo esto será definido con más detenimiento en los siguientes apartados.

Remedios caseros para la faringitis

Remedios caseros para la faringitis

¿Cuáles son los síntomas de la faringitis?

Aunque lo más común de la faringitis es la molestia o dolor de garganta, también existen otros síntomas. Usualmente se caracteriza por presentar:

  • Sensación de picor en la faringe.
  • Dolor que empeora frecuentemente al hablar o al tragar (también conocido como odinofagia).
  • Dificultad al momento de deglutir o tragar alimentos (conocido a su vez como disfagia).
  • Sensación de sequedad en la garganta.
  • Inflamación y dolor en el cuello o la mandíbula.
  • Amígdalas rojas e inflamadas (amigdalitis).
  • Pus o manchas blancas en las amígdalas.
  • Voz ronca.
  • Rechazo a la ingesta de alimentos en caso de bebés y niños.

A pesar de la sintomatología ya mencionada e inherente a la faringe, existen otras señales de padecimiento. Estas se localizan en otras zonas del cuerpo y son:

  • Elevación de la temperatura corporal sobre los valores normales.
  • Escalofríos.
  • Segregación de mucosas en las cavidades nasales (cantidad mucho mayor de la habitual).
  • Tos y estornudos.
  • Dolores a nivel muscular.
  • Jaquecas o dolores de cabeza.
  • Náuseas o vómitos.

La evolución de la faringitis y su sintomatología dependen en gran medida de su origen, ya sea vírico o bacteriano. Se darán más detalles de los diversos orígenes de la faringitis más adelante.

¿Cuántos días dura la faringitis?

Ahora referente a cuánto dura la faringitis, se podría decir que es una condición patológica relativamente corta. Si es de origen viral, puede durar de 4 a 7 días. Si es de origen bacteriano puede presentar complicaciones por más de una semana. Por último si es una faringitis crónica, se manifestará constantemente.

¿Cuál es el tratamiento de la faringitis?

El tratamiento más común para la faringitis generada por infección bacteriana es la utilización de antibióticos recetados por el médico. El antibiótico más habitual es la penicilina, suministrada por 10 días vía oral.

¿La faringitis es contagiosa?

Su método de contagio es similar al de la influenza o resfriado común. Se contagia por pequeñas gotas de saliva expulsadas al hablar, toser o estornudar. Adicionalmente existen factores exógenos que aumentan la probabilidad de contagio y la aparición de la enfermedad.

Estos factores son mayor hacinamiento familiar, contaminación ambiental por humo de tabaco, entre otros. Pero,  así como se explica su método de contagio, también se explicará cómo curar la faringitis de forma natural.

¿Qué es la faringitis en los niños?

Como ya se contextualizó anteriormente, la faringitis es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de la laringe. Además de producir dolor de garganta, genera a su vez dolor de cabeza y fiebre.

Los factores que favorecen su aparición son variados. Van desde respirar aire altamente contaminado hasta estar en contacto con humo de tabaco. También las alergias y el aire acondicionado favorecen la faringitis. A pesar de ello, existen remedios caseros para la faringitis en niños que serán descritos posteriormente.

¿Qué es la faringitis viral?

Se entiende como faringitis viral la inflamación de la faringe producida por un virus, que genera dolor en la garganta. Aunque el adenovirus es el que prevalece sobre todos los demás, también otros que pueden generar faringitis viral.

Estos virus son: rinovirus, el de la gripe influenza, el virus parainfluenza, el virus respiratorio sincitial o el virus Epstein-Barr. En un 70% u 80% de los casos la faringitis es de origen viral.

¿Qué es la faringitis bacteriana?

Este tipo de faringitis es menos común. Se caracteriza por dolor de garganta, fiebre, malestar general, molestias al tragar e inflamación de los ganglios del cuello. Todo esto producido por bacterias, generalmente el estreptococo beta-hemolítico.

¿Qué es la faringitis crónica?

Es aquella caracterizada por un conjunto de procesos irritativos o inflamatorios de la mucosa faríngea que persiste o se repite constantemente. Usualmente se genera sin causa infecciosa aparente.

Las causas de la faringitis crónica son variadas. Ellas son: el reflujo gastroesofágico, sustancias químicas, el humo del tabaco o respirar por la boca por una obstrucción nasal.

¿Cómo curar la faringitis crónica?

Esta enfermedad se puede tratar con medicamentos o con remedios caseros para la faringitis. A pesar de ello existen algunos rubros cuyos componentes y propiedades son efectivos para curar la faringitis crónica. Algunos de estos rubros son:

  • Frutas frescas, principalmente cítricos.
  • Verduras cocidas en forma de puré y ensaladas.
  • Legumbres (como por ejemplo el alga kombu).
  • Arroz, mijo, quínoa u otros cereales integrales.
  • Frutos secos.
  • Semillas de sésamo, calabaza y girasol.
  • El consumo de ajo y cebolla.

¿Qué es bueno para la faringitis en los niños?

Los síntomas característicos de la faringitis no son un factor determinante para tomar una decisión y futuro tratamiento. Se recomienda acudir al médico si el dolor de garganta persiste por más de 24 horas y la fiebre no disminuye.

Algunas alternativas eficaces para la faringitis en los niños son:

  • Medicamentos como el ibuprofeno o el paracetamol que atacan el dolor, la fiebre y la inflamación.
  • Utilizar un humificador para calmar la sequedad de la garganta
  • Guardar reposo y descansar adecuadamente.
  • Ingerir una mayor cantidad de agua para contrarrestar los efectos de la enfermedad.

¿Qué es bueno para quitar el dolor de garganta?

Con toda la información que se ha definido pueden surgir interrogantes como ¿qué puedo tomar para la infección de garganta? O también si existe algún remedio casero para la faringitis irritativa o el dolor de garganta. El hecho es que si existen alternativas naturistas como el consumo de algunas frutas y hortalizas.

¿Qué es bueno para la garganta irritada?

Frecuentemente la irritación en la garganta es producida por una faringitis de origen viral. De ser así no responderá a ningún antibiótico suministrado. Por ende se recomienda utilizar soluciones antisépticas. En el supuesto de que la faringitis sea de origen bacteriano, el médico recetará algún antibiótico para combatirlo.

Remedios caseros para la faringitis

13 Remedios caseros para la faringitis

13 Remedios caseros para la faringitis

Debido la fácil obtención de ingredientes y su sencilla elaboración mucha gente prefiere los remedios caseros para tratar la faringitis en lugar de los fármacos convencionales. A continuación se presenta una lista con 15 remedios caseros para la faringitis.

#1 Agua tibia y sal

Muy efectivo contra el dolor de garganta. Se agrega una cucharada de sal en un vaso de agua, se diluye y luego se hacen gárgaras. Se recomienda hacerlo todas las noches antes de dormir hasta que la molestia haya desaparecido.

#2 Miel con limón

Es un remedio casero popular y muy eficiente, hay varias formas de prepararlo. Se puede tomar un poco de miel con algunas gotas de jugo de zumo de limón. También se pueden combinar dos cucharadas de miel con el jugo de medio limón. Finalmente se puede hacer un té caliente con limón y miel.

#3 Equinácea

Esta planta es de uso tradicional en algunos países de medio y extremo oriente. Se recomienda preparar una infusión con ella. No se debe agregar otro producto porque podría hacer que se pierdan las propiedades medicinales de la planta.

#4 Sopa

Otra alternativa es preparar una sopa caliente o caldo. Lo más óptimo sería preparar un caldo de pollo con algunas verduras como cebolla, ajo, papa, entre otros. Es importante dejar enfriar el caldo antes de consumirlo porque los líquidos muy calientes son perjudiciales para la garganta.

#5 Vapor de agua

Produce muy bueno resultados al momento de lidiar con la faringitis. Se puede calentar en una olla mediana agua con un poco de manzanilla u hojas de limón. Luego se coloca la cabeza sobre la olla y se coloca una toalla para cubrirse y evitar que se escape el vapor. Finalmente se respira por la boca y por la nariz.

#6 Jengibre

Preparar una infusión de jengibre es efectivo para desinflamar la faringe y aliviar el dolor. Se pueden adicionar unas cucharadas de miel y unas gotas de limón para mejorar el sabor y potenciar el efecto.

#7 Vinagre de sidra de manzana y miel

Se agrega una cucharada de miel y dos cucharadas de sidra de manzana en medio vaso con agua. Para aumentar su efectividad se puede añadir un poco de pimienta de cayena. Ingerir dos veces al día.

#8 Salvia

Es una planta de más de efectiva para tratar y aliviar el dolor de la faringitis. Se prepara agregando unas hojas de salvia en una taza de agua hirviendo. Luego se retira de las llamas y se deja reposar por 10 minutos. El paso final es colarlo y hacer gárgaras varias veces al día.

#9 Jarabe de cebolla

Es un remedio natural eficaz para combatir la inflamación de la laringe. Se cortan varias cebollas medianas en trozos y se cocinan a fuego lento con cuatro tazas de agua. Se dejan hirviendo hasta que el líquido tenga consistencia de jarabe. Luego se diluyen 4 cuchadas en un vaso de agua tibia y se consume lentamente.

#10 Jugo de limón

Debido a su naturaleza ácida, mata bacterias y alivia los síntomas de la laringitis. Mezclar en una taza de agua tibia zumo de limón fresco y un poco de sal. Hacer gárgaras varias veces al día.

#11 Ajo

El ajo posee propiedades antimicrobianas que ayudan a erradicar virus y bacterias. Se recomienda cortar un diente de ajo en dos pedazos y colocar uno en cada lado de la boca. Luego, chupar el líquido que expulsan los trozos del ajo lentamente. Repetir el proceso varias veces al día.

#12 Tomillo

Es conocido por ser un potente analgésico y antiinflamatorio. Se debe agregar una cucharada de tomillo a una taza de agua hirviendo. Se apaga el fuego y se deja reposar por diez minutos. Luego se cuela y se consume. Si se quiere intensificar el efecto se puede añadir miel y limón. Se recomienda tomar varias veces al día.

#13 Aceite de eucalipto

Es una de las mejores opciones para calmar las molestias generadas por la faringitis. La mejor forma de aprovecharlo es inhalando su vapor. Por ello se debe añadir unas gotas de aceite de eucalipto a agua hirviendo. Luego cubrirse la cabeza e inhalar el vapor durante 10 minutos.

Causas de la faringitis