En muchas ocasiones, el ser humano se preocupa de manera excesiva por conseguir remedios para sus enfermedades. Se aferra a la medicina convencional pues esta suele aportar soluciones rápidas. Sin embargo, todos los componentes farmacológicos son derivados de compuestos naturales. Los remedios caseros con bugambilia son un tratamiento eficaz para diversas afecciones. Descubra qué puede combatir esta planta común y poco aprovechada.

¿Qué es la  bugambilia?

Bugambilia

Bugambilia

Los remedios caseros con Bugambilia son provenientes de una planta que lleva este mismo nombre. También se le conoce como Veranera, trinitaria, Napoleón, Santa Rita o Buganvilla. Estos son los nombres comunes de las especies pertenecientes al género Bougainvillea. Los árboles que forman parte de esta clasificación son de la familia Nictaginácea. Pueden llegar a medir 12 metros de largo, y tienen una muy buena capacidad de adaptación.

Se desarrollan en ambientes boscosos y húmedos de clima tropical, por lo que es común verla en América del Sur. Puede hallarse también en España y México, donde casi siempre son de uso ornamental. Según la época del año su follaje puede permanecer verde o ser Caducifolio. Hay más de 35 especies descritas en este género forestal. Sin embargo, la más común es la Bugambilia rosa o fucsia.

¿Cómo se da la bugambilia?

La reproducción de la Bugambilia es asexual. Así que se propaga a través de estacas y esquejes. Muchos siembran directamente la estaca y cuidan de esta hasta que puede echar raíces. Los que prefieren la propagación por esquejes seleccionan un brote casi maduro y preparan un sustrato especial. El enraizado por esquejes puede demorar hasta 3 semanas, pero su desarrollo es más estable que por estacas.

Es importante tomar en cuenta que la Bugambilia es una planta trepadora o enredadera. Esto puede influir en su ubicación y desarrollo. Por ejemplo, suele ser conveniente sembrarla cerca de una pared. Otra idea para su buen crecimiento es disponer de tutores y vigas de soporte para que la planta se expanda. Ideal si se quiere adornar un lugar en especial con esta vistosa planta.

Además, todas estas medidas prácticas favorecerán la floración de la Bugambilia en menos tiempo. También puede ser útil que reciba buena cantidad de sol al día, debido a que su hábitat natural es tropical. De vivir en un lugar donde se dan las 4 estaciones, será necesario proteger la planta en invierno. No soporta bien las heladas, así que puede sufrir mucho durante esta temporada.

Tal como cualquier otra especie vegetal, necesita un buen abonado. En el momento de la siembra y previo a la floración son momentos ideales. La poda debe realizarse después de la temporada de flores. Esta medida permite guiar la planta a la dirección que se desea, tomando en cuenta la dirección de la yema.

Características de la  Bugambilia

A continuación una descripción concisa de las características morfológicas de la Bugambilia.

Raíz

Tipo pivotante, el vástago principal puede tener forma irregular de la cual se ramifican raíces secundarias muy escasas. Suele ser muy fuerte por lo que resiste ventiscas fuertes y tormentas de gran magnitud.

Tallo

Con tendencias a la forma arbustivas. El tallo principal engrosa a medida que la planta se desarrolla bien. Las ramas secundarias emanan “brazos” que buscan aferrarse a estructuras cercanas. Su fototropia positiva puede afectar el crecimiento de otras plantas.

Hojas

Por lo general, la bugambilia está siempre bien cubierta de hojas. A menos que sea invierno o pase mucho tiempo seca, las hojas estarán presentes. Se disponen de forma alterna y son ovaladas, casi acorazonadas. Presenta unas coloridas hojas brácteas, que como es natural, son confundidas con las flores reales de la planta.

Flores

Suelen ser hermafroditas y tienen un color blanquecino o amarillento. Con un tamaño muy pequeño, se agrupan en conjuntos de tres.

Frutos

Se trata de un aquenio o fruto seco muy estrecho.

¿Dónde se encuentra la flor de bugambilia?

Como se ha dicho antes, la flor de bugambilia suele confundirse debido a las brácteas. La posición de las flores verdaderas en relación a estas es axial. De hecho, las brácteas cumplen una función protectora y por ello, las flores están dentro del conjunto de hojas.

Los remedios caseros con bugambilia suelen usar ambas partes, la hoja bráctea y la flor verdadera, ya que ambas poseen diversas propiedades medicinales que se describirán más tarde.

Tipos de bugambilia

La más conocida entre las variaciones de esta especie es la bugambilia morada. No obstante, las diferencias consisten más que todo en el color de las flores. Algunas presentan hojas con manchas blancas en el centro, resultantes de hibridación programada. La constitución morfológica de cada una de sus partes es muy similar entre variación y variación. Los remedios caseros con bugambilia pueden ser realizados con flores de cualquier color.

Propiedades de la bugambilia

Los remedios caseros con bugambilia son muy conocidos por sus propiedades curativas. Se ha utilizado con eficacia para reducir los niveles de glucosa en la sangre. Esto es posible debido a su alto contenido de pitinol, un compuesto orgánico que actúa tal como la insulina. Para este tipo de afección se recomienda el jarabe de bugambilia administrado rigurosamente según se indique.

Así mismo, preparar te de bugambilia puede ser útil en el caso de buscar un antibacterial eficaz para la piel. La preparación habitual del té de bugambilia puede dejarse guardada en un sitio fresco y hermético. Su aplicación en la piel contrarresta la presencia de varias bacterias presentes en el aire, como el estafilococo S. aureus.

Los remedios caseros con bugambilia son muy utilizados para reducir la fiebre. El poder antipirético se encuentra más que todo en las hojas. Estas también ejercen un efecto analgésico potente que interactúa con el sistema nervioso central y periférico. Siendo útil también, en el proceso inflamatorio para reducir las molestias causadas por esta afección. Ya que posee sustancias de estructura similar a los medicamentos para la inflamación basados en esteroides.

Otra de sus propiedades más reconocidas es la de hipolipemiante. Esto consiste en la capacidad que tienen los remedios caseros con bugambilia de reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. En último lugar, las hojas de bugambilia se utilizan como un contraceptivo de alta eficacia. Pudiendo consumirlo tanto la mujer como el varón, para reducir la probabilidad de concebir.

Se recomienda con especial efectividad para casos de asma, tos y bronquitis. Su contenido desintoxicante limpia a profundidad los pulmones. Para este tipo de enfermedades se recomienda un consumo bien caliente, al menos tres veces al día. Como las sustancias de la planta son fuertes, debe suspenderse el tratamiento pasados unos 5 días. Después de una semana, puede retomarse su consumo.

Contraindicaciones de la bugambilia

Como cualquier otro tipo de medicación, los remedios caseros con bugambilia tienen contraindicaciones. Es recomendable evitar el uso de esta especie si se padece de episodios frecuentes de hipoglicemia. Ya que las propiedades de esta planta incluyen la reducción de los niveles de glucosa, podría ser riesgoso consumirla. Quien padece de anemia no debe consumir remedios caseros con bugambilia, ya que esta tiende a disminuir los glóbulos rojos.

Por otro lado, quienes tienen problemas a nivel hepático o renal, deben limitar su consumo. Muchos padres se pregunta “le puedo dar te de bugambilia a mi bebe de 6 meses para calmarle la tos”. Pues bien, a pesar de sus buenos resultados, no se recomienda para niños pequeños. De hecho, el efecto positivo de la bugambilia en bebés no ha sido comprobado científicamente.

Como sugerencia final, se recomienda un bajo o nulo consumo de té de bugambilia en el embarazo. Ya se ha mencionado que su poder anticonceptivo es eficaz, pudiendo resultar incluso abortivo. Es importante tomar en cuenta todas estas contraindicaciones antes de suministrar remedios caseros con bugambilia. De esa manera, se podrán aprovechar al máximo las propiedades de la planta sin padecer algún tipo de efecto secundario.

Efectos secundarios del consumo de bugambilia

Los efectos secundarios de la bugambilia son muy puntuales, y se dan en muy pocos casos. Por lo general, son ocasionados por el consumo excesivo de remedios caseros con bugambilia. Otro factor relevante para la aparición de efectos secundarios es ingerir el té a pesar de estar presente alguna de las contraindicaciones. Son excepcionales los casos en los que los efectos secundarios son producidos por alergias a alguno de los componentes de la planta.

Entre los más temidos efectos secundarios producidos por la bugambilia está el cese total de fertilidad. El consumo frecuente y en grandes cantidades puede causar un efecto casi irreversible en el aparato reproductor. Por lo mismo, se evita su uso durante el embarazo, sus fuertes propiedades pueden afectar a la criatura no nacida.

Otro de los efectos secundarios es el estreñimiento. Si la planta se utiliza con frecuencia, su capacidad antibiótica puede afectar la flora intestinal, causando constipación. Para evitar esto, es bueno tomar el té en días alternados, permitiendo que la microflora intestinal se recupere del proceso astringente.

Remedios caseros con bugambilia

Remedios caseros con Bugambilia

Remedios caseros con Bugambilia

A continuación se muestra la forma de preparación de algunos remedios caseros con bugambilia. Se recomienda la preparación del té de bugambilia para la gripe inmediatamente antes de ser consumido. De la misma manera, es posible utilizar algunas plantas para reforzar los efectos de la bugambilia. Las más comunes son el limoncillo, las hojas de naranja o pomelo y el romero.

Además de añadir sus propiedades a la infusión, suelen darle un toque de sabor diferente y agradable. Muchas personas suelen utilizar miel para endulzar el té. De esa manera, resulta más fácil “pasarlo”, es decir, apreciar su sabor. No se debería usar azúcar industrial, debido a que las moléculas de esta interactúan con la bebida caliente, restándole propiedades. Por último, en Europa se suele preparar el té de bugambilia con leche, una combinación deliciosa.

Los ingredientes necesarios para el té de bugambilia dependerán de la afección a tratar. Esto debido a que las hojas suelen ser utilizadas sobre todo para procesos inflamatorios y como bloqueador de fertilidad. Mientras que el té de bugambilia para la tos con flema se realiza con las flores principalmente.

Preparación del té para remedios caseros con bugambilia

té de bugambilia

té de bugambilia

Después de lavar bien las partes de la planta a cocinar, toma una olla pequeña y coloca en ella al menos un litro de agua. Unas cuantas flores u hojas bastarán para esa cantidad. Sin embargo, necesitarás más si prefieres preparar una gran cantidad para consumir fría o fresca en sustitución al agua. Por supuesto, deberás realizarlo en un recipiente más grande. No se recomienda diluir el té después de preparado, porque se le resta propiedades a la bebida.

Los remedios caseros con bugambilia deben hacerse con agua hirviendo, luego de lo cual colocar la bugambilia en el agua. Si se utilizan flores, es fácil saber en qué momento bajar de la estufa. El color de las flores se impregna en el agua casi con la misma intensidad, cuando ya está listo. En caso de utilizar hojas, unos 3 a 5 minutos sobre el fuego serán suficientes.

Después de dejar reposar la infusión por unos minutos, puede colarla si es su preferencia. Muchos prefieren dejar las flores en el agua, como elemento decorativo, pues estas no pierden totalmente su coloración. Sirva en una taza y si lo desea coloque unas cucharadas de miel para endulzar.

En el caso de preparar te de bugambilia con leche, el procedimiento es igual que con el agua. Sin embargo, otras personas prefieren hacer la infusión con muy poca cantidad de agua. Y después de eso, agregar la leche mientras todavía está hirviendo el té concentrado de bugambilia. Esta combinación suele ser muy beneficiosa en casos de asma o bronquitis.

Uso de la bugambilia en la cocina

Debido al contenido nutricional que posee, se empieza a notar la existencia de recetas con bugambilia. Su colorido también aporta un toque decorativo a los alimentos, por lo que puede verse presente en ensaladas. Así como también, en platos fuertes como carnes, y como elemento ornamental en bebidas. Además del uso habitual en forma de té, infusiones y otros remedios caseros con bugambilia.