Durante el paso del tiempo, el ser humano ha reconocido el valor de la medicina natural en la salud y bienestar del ser humano. Es por eso que, en las últimas décadas la homeopatía ha cobrado un auge vertiginoso. Este artículo describe el poder curativo de Aluminium medicamento homeopático, una solución natural a diversas afecciones del organismo.

Aluminium medicamento homeopático

Alúmina en homeopatía

¿Qué es Aluminium?

Aluminium (o alúmina) es un compuesto químico que se forma cuando el aluminio puro reacciona al contacto con el oxígeno. También se le conoce como óxido de aluminio. El material resultante de la interacción con el O2 es un polvo blanco insoluble al agua. Este suele disolverse en bases fuertes o ácidas. El componente es utilizado comúnmente cuando se presenta piel seca y agrietada. Forma parte entonces, de los químicos que conforman las cremas corporales hidratantes.

En tiempos recientes, el aluminium se utiliza en diversos campos médicos, aparte de la dermatología. Se han comprobado beneficios de la alúmina en el tratamiento de enfermedades físicas y mentales. Por ello, la homeopatía ha intensificado también el aprovechamiento de este químico. A través de su dosificación en cantidades ínfimas, pueden observarse excelentes resultados en muchos pacientes.

Propiedades del Aluminium

En los descubrimientos recientes, la funcionalidad de Aluminium medicamento homeopático ha quedado más que comprobada como antiácido estomacal. Recubriendo las paredes del estómago, funciona como protector gástrico y evita los síntomas característicos de la acidez. Contrario a lo que se cree, se han aprovechado las propiedades del aluminio en homeopatía para el tratamiento del Alzheimer.

Asimismo, existen otras afecciones tratadas con Aluminium phosphoricum y otras presentaciones de este compuesto. Por ejemplo, se ha administrado en casos de trastornos mentales graves, como la demencia, obteniendo resultados exitosos. Muchos psicólogos están recetando alúmina para la personalidad y sus afecciones, por los buenos resultados obtenidos.

Entre los diversos tipos de Aluminium en homeopatía estos son los que más se utilizan para tratar a los pacientes. Según su función y composición, puede clasificarse de la siguiente manera:

Aluminium phosphoricum

El fosfato de aluminio, como también se le llama a Aluminium phosphoricum, es el más utilizado de las variantes de Aluminium en homeopatía. Se utiliza como desintoxicador del organismo, absorbiendo las sustancias químicas dañinas del sistema digestivo y facilitando su expulsión. Generalmente, la presentación en polvo es la más común para este fin.

Aluminium metalicum

Aluminium medicamento homeopático en su presentación de Aluminium metalicum se utiliza en casos muy específicos. La efectividad de este en el tratamiento de alteraciones de memoria y trastornos mentales es muy alta. Sin embargo, la alúmina para la personalidad debe administrarse con cuidado.

Aluminium oxide

El óxido de aluminio, como se le conoce en español al Aluminium oxide, es una de las formas de Aluminium medicamento homeopático más usadas. Sus propiedades la hacen un compuesto altamente reactivo. Eso asegura una interacción rápida entre el tratamiento y el metabolismo del organismo receptor. Por ello, puede ser ingerida en casos de cansancio extremo, estreñimiento, somnolencia, entre otros síntomas.

Así mismo, este químico forma parte de cremas hidratantes y revitalizadoras, lo que le confiere ventajas para el uso tópico. La concentración o potencia en la que se elabora esta variante de Aluminium medicamento homeopático es determinante en su efectividad. Por lo general, se utiliza Alumina 30 CH para tratamientos cutáneos.

Beneficios del Aluminium

Bien es cierto que Aluminium medicamento homeopático es un tratamiento fuerte para el organismo. De hecho, es importante consultar con un experto en homeopatía antes de consumirlo. Pero, se ha podido determinar que se pueden aplicar diversas propiedades del aluminio en homeopatía. A continuación se detallan las afecciones más comunes que pueden ser tratadas con este medicamento.

Trastornos nerviosos

En los trastornos nerviosos las personas sienten una serie de síntomas tales como sensación hormigueo y entumecimiento. Por lo tanto, Aluminium medicamento homeopático puede ayudar a que las personas dejen de sentir esta sintomatología. Dependiendo del tipo de síntomas, el uso de alúmina puede eliminar la afección o al menos los síntomas de esta.

Fatiga

Este medicamento es recomendado en personas que padecen de fatiga crónica. Esta situación puede ser muy debilitante para quienes lo padecen. De hecho, se caracteriza por un cansancio continuo que no mejora con el descanso adecuado. El aluminium es suministrado para ayudar a que la persona se recupere del agotamiento.

Estreñimiento

El estreñimiento es una condición que muchas personas padecen. Incluso puede llegar a considerarse como algo normal entre la población. Pero la realidad es que es dañino para el ser humano. Es por ello que la utilización del Aluminium medicamento homeopático es de mucha importancia. Pues estimula el intestino para que funcione de manera correcta.

Demencia

La demencia es un trastorno que aqueja a las personas de la tercera edad. Este trastorno de memoria hace que quien lo padezca se vuelva distraído y con movimientos lentos. Para este tipo de situaciones, Aluminium actúa de manera favorable. Previene algunos problemas adicionales ocasionados por la demencia, e incluso, controla parte de los impulsos del mismo trastorno.

Usos del Aluminium en homeopatía

Dependiendo de la presentación del Aluminium en homeopatía, sus usos serán diversos. Por ejemplo, para ingestión oral se recomienda la utilización de la presentación de Aluminium medicamento homeopático en polvo. Para poder granular o pulverizar el compuesto, es necesario que se mezcle con lactosa o sacarosa. Existen también formulas hidroalcohólicas o ampollas bebibles, además de supositorios y goteros.

La función que vaya a cumplir, determinará la presentación en la que se consumirá Aluminium medicamento homeopático. Además, por ser este un compuesto que debe ser ingerido en concentraciones infinitesimales, el grado de dilución debe adaptarse a la necesidad de cada paciente. Por eso, quien debe proporcionar las indicaciones de uso es el médico homeópata.

Dosis recomendada del Aluminium

Los principales usos de Aluminium medicamento homeopático son muy conocidos. Sin embargo, la utilización del mismo para tratar cualquiera de esas afecciones debe ser aprobada previamente por un profesional. Algunas de las dosis recomendadas para tratarse con este medicamento se describen a continuación.

En afecciones gastrointestinales, Aluminium medicamento homeopático se utiliza en forma de gránulos. Se ha demostrado la eficacia del efecto de la alúmina para el estreñimiento y otros desequilibrios gástricos. También puede suministrarse en polvo disuelto con suero o agua para este fin.

De la misma manera, puede utilizarse la alúmina para la personalidad, en dosis granulares de potencia media (15 CH). Se ha utilizado eficazmente en casos de trastornos mentales relacionados con alteraciones del comportamiento. En caso de tratamiento para la piel, es muy común complementar el uso de alúmina 30 CH con otros medicamentos. De esa manera, calman la irritación producida por eczemas o cumplen funciones de hidratación.

Efectos secundarios del Aluminium

Aunque Aluminium  medicamento homeopático es un remedio eficaz para diversas enfermedades, debe ser administrado con cuidado. Seguir al pie de la letra las indicaciones del homeópata permitirá una interacción saludable con este compuesto químico. Recuerde que los beneficios de la alúmina pueden revertirse por el exceso de la misma en el cuerpo. También, se han encontrado efectos negativos por una mala administración de las dosis.

Entre los efectos secundarios más comunes que resultan de un mal uso de Aluminium  medicamento homeopático se destacan los mareos. Sin importar la presentación o grado de dilución que tenga el tratamiento, esta es una clara señal de sobredosificación. Si se siente pesadez en el área cefálica o náuseas, se debe suspender su consumo de inmediato.

Otros efectos secundarios a largo plazo tienen que ver con la contaminación del organismo. El aluminio es un elemento que no forma parte de la composición orgánica de un cuerpo. Por eso, este puede experimentar rechazo al iniciar el tratamiento. También, pueden notarse alergias o acumulación del compuesto en el torrente sanguíneo. Lo que conlleva a ciertas consecuencias graves, como la pérdida de memoria.

Cabe destacar que lo antes mencionado no es necesariamente una consecuencia de consumir Aluminium medicamento homeopático. Es importante recordar que estos son efectos secundarios que pueden darse por una reacción de defensa natural del organismo. O, por el contrario, una manifestación de exceso en el consumo del mismo. Por ello, se hace imprescindible seguir las instrucciones que se indiquen y así evitar estas contraindicaciones.

Potencias del aluminium y sus recomendaciones

La unidad de medida para los medicamentos de origen homeopático es el centesimal de Hahnemann (CH). Este determina el grado de dilución que se utilizará para preparar algún tratamiento. Dependiendo de esta, la potencia del mismo puede ser alta o baja. Por lo general, se utilizan los de alta potencia para enfermedades pasajeras o agudas.

Aluminium  medicamento homeopático suele tener diversas concentraciones disponibles. Debido a su efectividad, es necesario adquirir el tratamiento con el grado de dilución recomendado por el médico. El uso de alúmina para el estreñimiento, problemas cutáneos y oftalmológicos, cada una con una potencia recomendada. Por ello, se recomienda no tratar de sustituir la presentación prescrita por otra.

No se recomienda mantener un tratamiento con Aluminium medicamento homeopático por mucho tiempo. Sobre todo, en el caso de enfermedades agudas, debe terminarse la medicación en el tiempo establecido por el homeópata. Aún si permanecieran algunos síntomas de la enfermedad. Vale la pena recordar que los resultados en homeopatía ameritan tiempo de respuesta por parte del organismo.

En caso de enfermedades crónicas, pudiera administrarse durante un largo período de tiempo. Sin embargo, la concentración del medicamento debe ser evaluada por el homeópata periódicamente. Esta debería disminuir en cuanto aparezcan signos de mejoría. Esto evita la acumulación del elemento en el cuerpo y falita su eliminación del organismo.